Mi foto
Nombre:

domingo, diciembre 02, 2012

De árboles y personas


Hace ya un tiempo me regalaron un libro muy curioso. Encuadernación artesanal, escrito a mano, en bable y sin figurar por ningún sitio el nombre del autor.


En "D'árboles y presones" que es el título del libro dice que desde que los humanos estamos en la tierra tuvimos una gran relación con los árboles, nos dieron cobijo, calor en invierno, comida y muchos enseres, muebles e instrumentos que necesitábamos. Que para la gente de antes el bosque era el centro de su vida, en donde se celebraban ceremonias y rituales importantes teniendo sus santuarios en los árboles más viejos y en donde recogían hierbas para hacer curaciones y encantamientos.

Era tanta la relación del hombre con los árboles que creyeron que existía una conexión entre ellos y así se llegó a la conclusión de que las personas según los árboles pueden ser de tres maneras:

Las que tienen mas disposición para ver y arreglar todo con sentido práctico: el roble, el haya, el olmo, el nogal, el tilo, el castaño y la higuera.

Las que tienen más disposición para idear y filosofar: el manzano, el pino, el ciprés, el abeto, el olivo, el plátano o castaño de indias y el cedro.

Las que tienen mas disposición para intuir e imaginar: el álamo, el abedul, el sauce, el fresno, la alcafresna (árbol montés parecido al fresno) y el carpe (árbol parecido al haya).

Con estas ideas formaron una especie de calendario que como no quedó escrito puede tener variaciones según quien nos lo cuente, y se hizo también una relación de fechas y árboles.

A continuación da una pequeña explicación sobre cada árbol y sobre las personas que nacieron en las fechas que corresponden a ese árbol. Sería muy largo ponerlas todas, así que fotografié las páginas en donde se ve esa relación para que cada uno pueda conocer el suyo. Pero si os fijáis creo que tiene un error y es que en la primera página de la relación dice que del 23 d'avientu (diciembre) al 1 de xineru (enero) le corresponde el pumar (manzano), mientras que al final de la relación dice que del 23 d'avientu al 1 de xineru le corresponde el blimar (sauce). En fin, si a alguno le corresponde esa fecha, supongo que pueda elegir el árbol que más le guste.




Por si no conocéis alguno de los árboles ya que el libro como dije está en asturiano, aquí tenéis la traducción:


Quizás algún nombre no os parezca el correcto pero es que en asturiano un mismo árbol se pude nombrar de distintas maneras, por ejemplo el abedul que en este libro lo nombran como abeduriu, también se le llama: abeduru, abedugu, bidul, abidul, abedoriu, etc.

Y para terminar escogeré una fecha al azar y veremos que dice del árbol y de la persona relacionada con él.

Fecha: 16 de xunu (junio) – La figal (la higuera)

Hay mucho que decir es este ancho árbol de hoja grande que ya les sirvió de vestido a nuestros primeros padres en el paraíso.
Sus frutos, los higos, están llenos de azúcar y vitaminas que dan vigor para trabajar.
Desde la antigüedad se conoció la higuera y el hombre se relamió con los higos grandes, con los miguelinos y con los pasos que están secos y los comemos todo el año.
La leche que tienen sus rabos se usa para quitar verrugas y callos.

Las personas que nacen en el tiempo de la higuera son algo particulares y no les gustan a cualquiera.
Son cariñosísimas y todavía más con los niños y los animales. Si se les lleva la contraria son bastante quisquillosas.
Miran en donde pisan atentas a lo práctico y lo conveniente y les gusta arreglarlo todo.
Son cortejadoras, tranquilas y melosas y no son soñadoras, pero siempre vale la pena estar junto a ellas.

Como veréis son unas explicaciones sencillas y nada científicas.

31 Comments:

Blogger GUILLE said...

Si es cierto son muy sencillas, pero
el valor que tiene ese libro manuscrito anónimo y el esfuerzo por parte de su autor no tiene parangón. Donde se ponga un libro y más de esas características no se pone ninguno bajado de internet. El libro hay que tocarlo, acariciarlo, tenerlo entre tus manos, ese libro desprende calor. Como me gustaría tener uno así. Disfrutalo y gracias por su aportación y originalidad Un abrazo Guille

diciembre 02, 2012 8:57 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

¡Que libro más curioso! Sea o no sea verdad esa correspondencia de las personas con los árboles, lo cierto es que el libro es una joyita.

diciembre 02, 2012 9:17 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Ese incunable debería de estar dentro de una vitrina, ya que podría ir a tu casa un electricista para robarlo y esconderlo en un garaje (donde habré leído yo esto).
He encontrado algo parecido en castellano, he comprobado varias fechas y coinciden, no he querido seguir forzando la vista.
En cuanto al error, creo que es una equivocación del que escribió el libro ya que,
PUMAR y
BLIMAR son bastante similares.
Se me olvidaba, el enlace es este.
Pinchando en el nombre de cada uno de los árboles da una somera explicación D'árbol.

diciembre 02, 2012 9:28 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille – La verdad es que cuando me lo regalaron me hizo mucha ilusión, ya sabes lo mucho que me gustan los libros y este lo encontré entrañable.

Senior Citizen – Pues no se, la verdad, porque puede que acierte en unas cosas y en otras no, lo que si estoy segura es que los árboles y las personas deben de convivir en paz y armonía, cosa que desgraciadamente a veces no ocurre por el poco respeto que tienen algunas personas por la naturaleza.

Unjubilado - :-) Tranquilo que no dejaré pasar a ningún electricista.
Gracias por el enlace, comprobé el que me corresponde y como resultado es el mismo árbol el que me corresponde en esa lista, así que tendré que aceptarlo.
No fuerces la vista por favor.

diciembre 02, 2012 10:02 a. m.  
Blogger Ligia said...

A mí me corresponde el Castaño, y más o menos asumo sus características. Como libro, es un incunable, como dice Jubi. Abrazos

diciembre 02, 2012 10:04 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Ligia - Pues entre otras cosas dice que las personas que nacen en el tiempo del castaño suelen ser muy guapas y cuanto mas las conozcas mas te gustan.

diciembre 02, 2012 10:08 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Ligia, Leodegundia Ratifico lo que dice Leodegundia, yo sin querer conocí a Ligia por fotos y efectivamente es muy guapa.

diciembre 02, 2012 10:36 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado - :-) Bueno, al menos tenemos la seguridad de que en este caso el libro acertó. Gracias por decírnoslo.

diciembre 02, 2012 11:16 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

A ver, una consulta al libro: Yo soy álamo, pero me gustaría saber que corresponde al blimar (sauce)

diciembre 02, 2012 12:03 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - :-) ¿Y como siendo álamo te interesa el blimar? ¿es que quieres hacer un cambio de árbol?

diciembre 02, 2012 12:08 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Es que quiero ver si corresponde con alguien que conozco y que aprecio mucho.

diciembre 02, 2012 12:32 p. m.  
Blogger TriniReina said...

Pues por mi fecha de nacimiento soy un álamo, pero fíjate, que en principio y por tu texto, me dije, pues soy un roble o un haya o un tilo o una higuera.

En fin, que me parece muy curioso y precioso este libro que nos muestras.

Besos

diciembre 02, 2012 12:55 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen – Supongo que encontrarás cosas que no te coincidan, claro que todo depende de cuanto conozcas a esa persona. Pues aquí te dejo lo que dice el libro:
Las personas que nacen en el tiempo del sauce aunque hermosas están muchas veces llenas de tristeza y melancolía.
Son melosas y comprensivas y les gusta el arte y la familia lo que más.
Pueden ponerse algo caprichosas y hasta histéricas, pero son verdaderas y son capaces de saber lo que va a pasar, es su poder especial.
Sufren bastante porque les parece que no se las valora de verdad.


TriniReina – Pues a ti te pongo lo que dice de los que nacieron en el tiempo del álamo, ya me dirás si te ves reflejada en ello.
Las personas que nacen en el tiempo del álamo son de las que gusta mirar y nunca se verán viejas que muy guapas van a estar.
Predispuestas y alegres no pueden parar y de un lado a otro siempre vienen y van.
A veces escogen mucho y pueden quedarse solos.
Son muy artistas y muy filósofos.
En los peores trances ayudan a los demás y se les da muy bien organizar.
En amores son fieles y si es posible no se alejan de su amor jamás.

diciembre 02, 2012 1:47 p. m.  
Blogger fonsado said...

No dudes entre la relación del bosque/árboles con el ser humano. Un libro y regalo envidiable.
Un abrazo

diciembre 02, 2012 6:37 p. m.  
Blogger Francisco Espada said...

Para mí encuentro una doble curiosidad: el anonimato de un libro en un tiempo donde todo el mundo presume hasta de lo que no es, y esa magia que para mí representan los árboles y que aquí tan bien se explica.
Un abrazo

diciembre 03, 2012 8:33 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

A ver, a ver, Leodegundia... Pues yo creo que algún parecido tiene el sauce con la persona a la que me refiero. ¿O será esto como la buenaventura que dicen las gitanas en mi tierra? Dicen cosas que le van a todo el mundo y así aciertan siempre.

diciembre 03, 2012 8:55 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fonsado – Ni se me ocurre dudar, creo que la relación entre la naturaleza y el ser humano es grande, la pena es que la gente cada vez lo tiene menos en cuenta.

Francisco Espada – Lo del anonimato también me llamó la atención a mi y en cuanto a la magia de los árboles soy una ferviente admiradora y la hago extensiva a toda la naturaleza.

Senior Citizen – Se pertenezca al árbol que se pertenezca algún parecido siempre hay, pero es que tienes que darte cuenta de que no es un estudio personalizado si no de un conjunto de gente que nació en unas fechas determinadas. Para ser más personalizado quizás habría que tener en cuenta el lugar de nacimiento y si ese árbol es autóctono de ese lugar o no, etc. etc. No se en que se basan para relacionar las fechas con los árboles, yo por ejemplo nunca hubiera creído que me asignaran el que me tocó en suerte, :-) aunque como todos los árboles me gustan ni se me ocurre querer cambiarlo.

diciembre 03, 2012 10:45 a. m.  
Blogger Merchi said...

Pues a mi me toca el cedro, y encantada de la vida con este árbol salvo por dos cosillas que no coinciden conmigo, pero claro, esto es como los horóscopos...acuario no soy solo yo, hay muchísimos más y todos somos diferentes. Habrá gente con la que se acierte más o menos.
De todas formas, decirte que el libro es precioso, una verdadera joya Leo. Cuidalo y mimalo mucho, y felicidades porque te han hecho un regalo extraordinario.

besines

diciembre 03, 2012 6:22 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Chopo o álamo es un arbol conocido hace más de 2000 años antes de Cristo. había una estrecha relación entre este arbol y el hombre del argárico.
Me explico: cuando buscaban un lugar para asentarse tenía estas características: que hubiera un río cercano, la ladera de una montaña y y en las orillas la existencia del chopo negro o
álamo negro.
Yo he estado en unas escabaciones de un poblado argárico.Cuantas cosas nos perdemos¡Guille

diciembre 05, 2012 3:58 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Merchi - Es imposible que se coincida con lo que relacionan a los árboles y a las personas, pero tuviste suerte pues te tocó un hermoso árbol.

Guille - Muy interesante la explicación que das, tendré que buscar más información sobre el tema.

diciembre 05, 2012 6:17 p. m.  
Blogger Francisco Arsis said...

Siempre sorprendes con algo original, ¿eh? Hasta sirve como compendio de astrología, ajaja. Un libro precioso, bien encuadernado... vamos, ¡un lujazo!

diciembre 05, 2012 6:32 p. m.  
Blogger Javier 16 said...

Que regalazo, es un auténtico detalle de sencillez y grandeza ofrecer un libro tan exclusivo y, por si fuera poco, escrito a mano. Que suerte Leo…

Abedugu = abedul me suena, me suena…también a naturaleza…

Un libro precioso sin duda, de verlo en un mercadillo de segunda mano se hubiera venido conmigo.
Una interesante y atractiva entrada.

Saludos.

diciembre 05, 2012 9:42 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Arsis - :-) El llevar tanto tiempo con el blog me obliga a rebuscar temas y a veces encuentro algo tan entrañable como este libro.

Javier 16 - :-) ¿De que te sonará abedugu?
En realidad este libro vale más por lo que significa que por lo que contiene.

diciembre 06, 2012 9:04 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Leo, casi lo ha clavado en lo del álamo:) Quiero decir en mi "yo" álamo:)

Un abrazo

diciembre 06, 2012 9:24 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

TriniReina - Pues me alegro porque en realidad es difícil que acierte, :-) conmigo anda un poco perdido el árbol que me tocó en suerte.

diciembre 06, 2012 11:06 a. m.  
Blogger Una mirada... said...

La hechura del ejemplar es, independientemente del contenido, fascinante, como los viejos libros nigromantes cuya sola visión invitaba a abrirlos y a sumergirse en sus acertijos y cábalas.
Una joya exquisita.

diciembre 08, 2012 1:07 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Una mirada - Yo le tengo mucho aprecio a este libro y a pesar de lo sencillo de su contenido, es entrañable.

diciembre 08, 2012 6:05 p. m.  
Blogger Mayte said...

Me fascina completamente...los árboles para mi son mágicos, tienen vida...en mi tierra se les considera guardianes del bosque, con un espíritu asignado según su tiempo, su familia.

Un beso enorme!

diciembre 08, 2012 6:46 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Mayte - Para mi también por eso cada vez que se quema un bosque me pongo muy triste.

diciembre 09, 2012 2:56 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Tratándose de árboles yo me quedo con todos. Son unos seres excepcionales, que están ahí, viéndonos nacer y morir sin que les prestemos atención.

diciembre 26, 2012 12:43 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki - Lo mismo opino, todos los árboles son maravillosos-

diciembre 26, 2012 6:13 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home