Mi foto
Nombre:

domingo, junio 03, 2012

Las dos cruces (2ª parte)

La Cruz de los Ángeles es la que figura en el escudo de Oviedo. Cruz griega con alma de madera de cedro, recubierta con láminas de oro. Partiendo de un círculo central, los brazos van ensanchándose progresivamente terminando en un remate recto. El anverso está recubierto de finísima filigrana que dibuja campos romboidales dentro de los cuales se albergan las piedras preciosas y los camafeos engastados al modo bizantino mediante anillos de metal.


En un principio la Cruz llevó el Alfa y Omega suspendidas de los brazos horizontales. Hoy no los lleva pero si se pueden ver en una reproducción en bajo relieve que se encuentra en el exterior de una de las paredes de Santa María del Naranco, obra mandada construir por Ramiro I sucesor de Alfonso II, como os muestro en esta foto.




En el reverso tiene dos sellos griegos además de un camafeo y una inscripción formada por letras de oro soldadas a la chapa en dos filas por brazo. La traducción es la siguiente:

Permanezca esto gratamente acogido en honor de Dios. Alfonso, humilde esclavo de cristo, lo ofrece. Con este signo se protege al piadoso, con este signo se vence al enemigo. Quien se atreviere a arrebatarme, excepto donde mi libre voluntad me dejare, sea muerto por el rayo divino. Esta obra fue acabada en la era 846 (año 808)

Esta Cruz tiene una leyenda que como todas las leyendas supongo que tiene su parte de verdad y su parte de fantasía. Os cuento:
Quería el rey Alfonso hacer una Cruz para el Templo de San Salvador y para ello reunió oro y piedras preciosas y buscó los mejores artífices para que la labraran como el deseaba. Un día, cuando salía de la iglesia se le acercaron dos jóvenes que le dijeron que habían oído que buscaba quien pudiera hacer una Cruz de oro y pedrería, que ellos eran orfebres y se ofrecían a hacerla si el rey estaba de acuerdo.

El rey aceptó y los instaló en una estancia de su palacio donde podrían trabajar. Ellos le pidieron que les dejara trabajar sin la presencia de nadie pues estaban acostumbrados a trabajar así, aceptó el rey y les entregó el oro y las piedras preciosas.

Al día siguiente, el rey despertó muy preocupado pues había entregado el oro y las piedras preciosas a dos jóvenes que no conocía de nada, así que envió a sus criados que fuese a ver que hacía esos jóvenes. Volvieron rápido los enviados diciendo que el aposento estaba cerrado con llave, pero que por las rendijas y la cerradura de la puerta se veía un gran resplandor.

Inmediatamente el rey se dirigió al lugar y vio la Cruz rodeada de una intensa luz y que los jóvenes orfebres habían desaparecido. Creyó entonces el rey que estos jóvenes eran unos ángeles enviados por el Señor.

Y como este rey lleva el mismo nombre que el rey que donó la Cruz de la Victoria, quiero aclarar que no era el mismo, aquel era Alfonso III y este era Alfonso II el Casto (791-842) y entre una cruz y otra, si os fijasteis,  hay cien años de diferencia.

17 Comments:

Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

Me lei de una los dos post sobre las cruces, es realmente increible la cantidad de variantes que se han hecho de ellas; los primitivos cristianos hicieron de ella un mudra y de ahi en mas fue mutando y dando versiones.... una mas bella que la otra.

junio 03, 2012 6:09 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Me llama la atención que las dos cruces llevan dentro madera cuando en aquellas época los reyes no escatimaban oro en estas cosas. ¿O es que son grandes?

junio 03, 2012 9:04 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Alejandra Sotelo Faderland - Supongo que la importancia no está en las variantes si no en la fe con la que se hacían aunque creo que a veces por hacerlas demasiado ostentosas se perdía su significado.

Senior Citizen - Lo de la madera puede ser que fuera por algún significado concreto, o quizás no tenían tanto oro. Las medidas son:
Cuz de la Victoria 93x72 cm.
Cruz de los Ángeles 46,5x45,5 cm.

junio 03, 2012 9:34 a. m.  
Blogger Francisco Espada said...

¡Qué interesante todo lo que nos has contado en estas dos entregas sobre las dos cruces. Gracias y abrazos.

junio 03, 2012 10:59 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Son grandes las cruces. Quizá por eso no las hicieron de oro macizo, pues es demasiado oro lo que se llevarían en una época en que aun no había llegado el oro de América.

junio 03, 2012 11:13 a. m.  
Blogger Ligia said...

Curiosa e interesante información sobre las cruces. Abrazos

junio 03, 2012 3:39 p. m.  
Blogger TriniReina said...

Opino que lo de llevar madera obedecería a lago en especial.
Aunque no hubiese mucho oro en aquel entonces, habrían empleado algún otro material noble, aunque claro, la madera tiene su especial nobleza.

Abrazos

junio 03, 2012 6:21 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Espada - Son historias locales quizás desconocidas para el resto.

Senior Citizen - Puede ser eso o que ponían el alma de madera dándole a esta algún significado especial ya que la madera era algo muy apreciado y valorado.

Ligia - Creo que todo lo que tiene que ver con la historia es interesante.

TriniReina - Yo también lo creo porque además no era cualquier madera.

junio 04, 2012 4:22 a. m.  
Anonymous A.Dulac said...

Buena historia que añade algo que se me había escapado las diferencias en su evolución.
Un placer el leerte y saludarte ,biquiños de A.Dulac

junio 04, 2012 10:44 p. m.  
Blogger Salamandra said...

No sé si las cruces llevarán dentro madera como simbolismo de la cruz de Cristo o algo así. La cruz es de madera y el recubrimiento un adorno.

Y ciertamente no me había fijado en que las dos cruces eran diferentes.

junio 05, 2012 10:00 a. m.  
Anonymous Charles de Batz said...

Es curiosa la cantidad de hechos "milagrosos" importantes que se dieron en la época de Alfonso II el Casto. Hace poco comentaba con unos amigos que uno de los grandes partidarios de este rey en la época de su exilio por culpa de Mauregato fue el famoso Beato de Liebana, quién en sus "Comentarios" dio la pista para que poco más de 20 años después "apareciera" en el bosque de Libredón la sepultura de Santiago. Si a esto añadimos las polémicas que hubo en aquél tiempo con Elipando de Toledo en torno al adopcionismo, es mi opinión que todo esto obedecía a una intencionalidad cohesionadora de aquellos incipientes reinos cristianos del norte en torno a la figura del Rey de Asturias.

Es curioso, pero no recuerdo dónde leí que lo de "el casto" no viene de lo que ahora podemos imaginar que significa, sino que entonces se empleaba como sinónimo de "joven".

Salud

junio 05, 2012 10:11 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Creo que me conoces y en la entrada anterior había buscado mucha información con respecto a las dos cruces, me maravilla lo bien extractado que tienes el artículo, yo hubiera dado muchas vueltas para decir posiblemente algo menos.
Te dejo con dos cruces

junio 05, 2012 1:43 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Charles de Batz: Lo de casto puede ser como Isabel I de Inglaterra, que se llamó Reina Virgen simplemente porque no se casó.

junio 05, 2012 5:23 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

A.Dulac – Me alegra que te haya gustado pues es parte de la historia de mi tierra.

Salamandra – Como verás las cruces no se parecen en nada y en cuanto a la madera si creo que tuviera algún simbolismo pues no se utilizaba cualquier madera.

Charles de Batz – Es cierto que de esta época se cuentan hechos difíciles de explicar, pero puede ser que los que los fueron transmitiendo los narraran a su manera, ya sabes que una persona puede decir una cosa y según se va transmitiendo de unos a otros la noticia va cambiando. Es posible que en el tema de la cruz al ver el buen trabajo realizado el rey dijera que era cosa de ángeles por su belleza y perfección y los que transmitieron la noticia ya aseguraron que el rey estaba convencido de que habían sido los ángeles lo que la hicieron. En cuanto al descubrimiento de la tumba de Santiago yo creo que fue algo muy necesario para los tiempos en los que se vivía, fue un medio de influir valor y fuerza para enfrentarse a la reconquista teniendo menos medios y fuerzas que el enemigo.
Hay opiniones para todos los gustos en cuanto al apodo del rey, pero a mi no me parece difícil que no se haya casado pues entre luchar contra los suyos, contra el enemigo e intentar salvar su vida tan amenazada desde el principio no le quedaba tiempo para casorios. Pero quizás lleve razón Senior Citizen y lo de “casto” fuera sencillamente porque no se casó y no la interpretación que ahora le quieren dar algunos.

Unjubilado – Procuro no alargarme mucho en las explicaciones sobre temas de Historia porque se que a mucha gente le parece aburrida así que valen más pequeñas dosis que se aceptan mejor.
Gracias por la música.

Senior Citizen – Creó que tienes razón, pero ya sabes que ahora se tiene la manía de interpretar estos temas de otra manera.

junio 06, 2012 9:27 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Sean verdad o no, las leyendas siempre tienen mucho interés. Las cruces sólo las he visto tres o cuatro veces, pero los monumentos del naranco los veo siempre que puedo. ¡Qué maravilla!

junio 08, 2012 9:22 p. m.  
Blogger PEPE LASALA said...

Pues me ha encantado esta 2ª entrada sobre las cruces. La verdad es que me han gustado mucho las dos, y estoy aprendiendo cosas muy interesantes. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

junio 08, 2012 9:46 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki - Supongo que las leyendas tienen siempre un fondo de verdad y una superficie muy adornada.
Si, los monumentos del Naranco son preciosos.

Pepe Lasala - :-) Procuraré no defraudar.

junio 10, 2012 4:37 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home