Mi foto
Nombre:

domingo, febrero 12, 2012

El destino


Hay quien piensa que las personas somos dueñas de nuestro destino, pero también quien cree que nuestro destino está escrito y marcado por una fuerza desconocida que obra sobre nosotros, lo que en la tradición clásica se denomina hado.

Leer sobre la vida de algunas personas nos hace pensar que esto último tal vez sea cierto, pues desde que nacen, su vida está dirigida sin que ellas tengan ninguna posibilidad de cambiarla.

Esto es lo que pensé cuando leí la vida de Yang Guifei, conocida como la bella concubina, que os cuento a grandes rasgos.

Yang fue destinada para ser una de las concubinas del decimoséptimo hijo del emperador Xuanzong. Hasta aquí se puede decir que ella nada pudo decidir pues en esos tiempos (siglo VIII) y en esa sociedad, la china, a las muchachas no se les preguntaba si estaban de acuerdo o no.

Sucedió que el emperador estaba muy triste por la muerte de su favorita y no encontraba consuelo en ninguna de las muchísimas concubinas que tenía a su disposición y fue cuando le presentaron a Yang, que tenía fama de ser la representante de los cánones de belleza de las mujeres de su tiempo, baja, regordeta, con la piel blanca casi transparente y cara redonda en donde siempre lucía una sonrisa.

El emperador se encaprichó con ella pero no podía hacerla su concubina sin mas, así que lo primero fue obligarla a separarse del príncipe y luego la encerró en un monasterio durante cuatro años, para luego olvidado todo el asunto traerla a su lado y convertirla en la “esposa preciosa”.

Cuando un hombre se encapricha de esta manera no deja de colmar de regalos y favores a su amada, y no sólo a ella, también su familia se ve recompensada de alguna manera como prueba de ese amor loco que siente por ella. Pero las envidias, los deseos de otros de ocupar el trono y los problemas del país que ocasionan revueltas llevan a buscar un culpable y en este caso se hizo responsable a Yang por lo que fue condenada a muerte, ella y su familia.

Y yo pienso ¿pudo ella cambiar el curso de su vida? ¿Tuvo oportunidad de decidir en cada etapa que camino quería tomar siendo entonces ella y sólo ella, la responsable de su destino? ¿O por el contrario su vida estaba ya marcada desde el principio? y estas preguntas me llevan a esta otra ¿somos nosotros los que decidimos nuestro destino o actuamos bajo la influencia de esa fuerza desconocida que nos va llevando hacia una meta determinada?

31 Comments:

Blogger Francisco Espada said...

En mi humilde opinión somo dueños de nuestro destino. Es cierto que todos tenemos un componente de predestinación, pues no es lo mismo nacer en el sur que en el norte, en es oriente o en el occidente; pero a lo largo de la vida vamos tomando decisiones que son las que van haciendo la senda por la que caminamos. Por ejemplo: en un mismo ambiente, hay personas que se pierden en un vicio o adición y otras que escapan indemnes. Todos tenemos la opción de elegir uno u otro camino. Dos jóvenes quedan embarazadas de sus respectivos novios, los cuales escapan en cuanto se enteran: una decide abortar y la otra saca con muchos esfuerzos su hijo adelante. La vida está llena de ejemplos de que las personas tenemos margen de maniobra. Saludos dominicales.

febrero 12, 2012 8:24 a. m.  
Blogger Senior citizen said...

Yo no creo que, en el caso de Yang, sea una fuerza desconocida la que la somete, sino que es bien conocida: una época, unas costumbres y un concepto de la mujer como objeto. Nuestro caso es distinto, somos más libres, aunque también estemos condicionados por diversas circunstancias.

febrero 12, 2012 9:30 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Espada – Tu lo dijiste, no es lo mismo nacer en un sitio que en otro y esa es la primera cosa en la que no podemos decidir. Por supuesto que a lo largo de la vida vamos tomando decisiones que nos llevan a un lado o a otro, pero ¿somos realmente nosotros o como bien dice Senior Citizen las circunstancias y las costumbres nos empujan?

Senior Citizen – De acuerdo contigo en que en el caso de Yang la época y las costumbres decidían por ella, pero ¿y el ponerla precisamente en esa época y en ese lugar en el que hay esas costumbres, quién lo decidió? :-) Pregunta para nota.

febrero 12, 2012 11:09 a. m.  
Blogger Merchi said...

Creo que lo único que está escrito es el nacer y el morir. El resto, todo va en función de las decisiones, circunstancias y acciones que componen, surgan, y optemos en nuestras vidas. Que el destino es en cierto modo,algo que nos hemos inventado para tratar de justificar actos que ya no tienen remedio. Por eso, cuando algo nos sale mal decimos que estaba escrito...que era el destino, pero cuando nos sale bien la cosa cambia y decimos que lo hemos logrado con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo.
no sé, pero me resulta bastante triste la idea de pensar que tengo mi vida marcada por un destino determinado y en el que yo no he metido baza, y si lo he hecho, da exactamente igual.
¿Para qué molestarnos entonces buscar el día a día, en tener aspiraciones, inquietudes, deseos.... si supiéramos que lo que está escrito es lo que va a ocurrir al final y no hay más, por mucho que nos empeñemos?.
Complicado y ambiguo el tema, sin duda.

un besi, guapa

febrero 12, 2012 12:46 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Recuerdo con toda claridad las clases de religión cuando tocabs este tema.
Para mi la predestinación no es un hecho aislado, nace con nosotros y va con nosotrosTo creo en la perdestinación ie encuentres donde te encuentres lo que tenga que ocurrirte, te ocurrirá. Normalmente van dirigidos
a hechos naturales. Existe por ahí un dicho que cuando sobreviene algún suceso alegre o luctuoso enseguida dicen era su sino. De sde el punto de vista teológico DIOS da a
una persona, un bien sobrenatural y es de fe que existe predestinación, pues en la Sagrada Escritura habla muy claramente de ella.

UN ABRAZO GUILLE

febrero 12, 2012 5:35 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Guille: La Sagrada Escritura no habla en absoluto de predestinación, pues eso negaría lo que se llama "la libertad de los hijos de Dios", que de eso sí que habla abundantemente. Por tanto, yo no creo que nuestro destino esté prefijado, pero sí que estamos condicionados por nuestro entorno y por la época en la que nacemos. ¿Que quien decidió que naciéramos en determinada época? La Naturaleza, la Historia, la Vida.... Quizá el azar... o quizá Dios. Que cada cual elija.

febrero 12, 2012 6:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En principio hay que tener en cuenta la etimología, viene del latin praedestinatio que significa lo mismo que destinación fundamental o radical de una cosa o persona, en teología es el acto con el que Dios determina dar a una criatura un bien sobrenatural. LA predestinación como todo lo que se refiere a Dios, es un misterio que nos lleva a un acto de fe.Es necesario advertir que al prefijo "pre" no debe dársele un sentido temporal, pues situaría a la predestinación antes e su realización, lo que no seria exacto.La S. E.utiliza general mente el verbo proorisein que aparece seis veces encuatro pasajes(Act 4,8;Rom 8,29.30; 1 Cor2,7, Eph 1,5.11),, la Gloria de Cristo redentor que mereció la predestinación de los hombres (1 Cor 3,2..23: Eph 1,6-12)- ( Esto es muy poco pero gané la apuesta tácita) Guille

febrero 13, 2012 1:56 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

No se que traducción de la Biblia has podido usar, pues algunas citas no corresponden a ninguna de las habituales en este momento (Biblia de Jerusalén o Nueva Biblia Española de Juan Mateos y Alonso Schökel) y ni siquiera a las tradicionales de Nácar Colunga, Juan Leal o Martín Nieto, por lo que dificilmente podemos establecer un paralelismo en la traducción que tú haces de la palabra griega proorisein, ya que en una cita que sí concuerda, la de Rom 8, 29-30, la traducción moderna sería: Porque Dios los eligió primero, destinándolos desde entonces a que reprodujeran los rasgos de su Hijo, de modo que este fuera el mayor de una multitud de hermanos, y a estos que había destinado, los llamó; a esos que llamó los rehabilitó, y a esos que rehabilitó les comunicó su gloria.

Como verás, nada que ver con lo que se entiende comunmente por predestinación, sino que lo único que quiere decir es que la salvación es actual y consiste en reproducir los rasgos del Hijo de Dios.

febrero 13, 2012 11:24 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

La predestinación es una doctrina religiosa, bajo la cual se discute la relación entre el principio de las cosas y su destino.
Desde el momento que es una doctrina religiosa, cada religión opina de una manera distinta.
En el catolicismo, según el misterio del libre albedrío, Dios conoce todo y nosotros actuamos libremente. Pero, Dios conoce pero no controla, por lo que no impide la existencia de nuestra libertad si Dios es omnisciente.
Predestinación = Fatalidad, destino, suerte, fortuna, futuro, estrella, azar...

febrero 13, 2012 11:48 a. m.  
Blogger GUILLE said...

No quiero entrar en discusiones que no llevan más que a echar un pulso con aplauso añadido.
Te doy de corazón la enhorabuena por tus conocimientos bíblicos y editoriales, que podías aprovechar en dar conferencias entre otras cosas. Si has leido la entrada de mi blog, no intento demostrar nada solo desarrollar mi capacidad cognitiva,para retrasar su deterioro y es lo que estoy haciendo.
La Biblia está comentada por diversidad de autores con distintos criterios, pero con un punto en común por el que intentan imponer su criterio.
Estoy totalmente de acuerdo con la objetividad de unjubilado en su definición sobre la predestinación. Saludos Guille

febrero 13, 2012 3:29 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Yo tampoco quiero entrar en discusiones, pero sí aclarar una cosa: que yo no hablo de comentarios de la Biblia sino de traducciones, que es muy distinto.

febrero 13, 2012 10:49 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Merchi – No hay duda de que muchas veces descargamos culpas en el destino. Lo que si creo que está claro es que nos vemos condicionados por lo que nos rodea, la cultura, la religión, la época en que nos toca vivir…… nosotros elegimos el camino pero presionados muchas veces por el entorno. De todas formas plantear esa pregunta es saber que no hay respuesta, nadie nos puede demostrar nada ni a favor ni en contra, sencillamente solo hay opiniones. Yo creo que tampoco me gustaría que mi vida estuviera marcada hiciera yo lo que hiciera, así que prefiero pensar que yo tomo las decisiones tanto si son acertadas como si no.

Guille – Yo por el contrario tengo entendido que Dios nos deja libertad de acción, por mucho que Él sepa lo que va a pasar, no interviene, de ahí que mucha gente no entienda que cuando nos volvemos a Él y le ordenamos, mas que le pedimos, que nos arregle cualquier problema no nos obedezca al instante y entonces renegamos de Él diciendo que no existe.

Senior Citizen – Yo no puedo asegurar que la predestinación existe o no, pero si estoy segura que como tu bien dices, el entorno nos condiciona a la hora de tomar decisiones, en lo único que no tomamos parte es en nuestro nacimiento.

Guille – Quise buscar en mi Biblia esas referencias que citas, pero no debemos de tener la misma porque no las encuentro así que no puedo conocer el texto para poder comentar sobre ellas.

Senior Citizen – Parece que tu tuviste mas suerte y al menos encontraste una de las citas y nos la aclaras. Muchas gracias.

Unjubilado – Tu también aportas una explicación clara de que la predestinación no existe, al menos en el catolicismo Dios conoce todo y nosotros actuamos libremente. Agradezco también tu aportación.

Guille – Aquí no se trata de echar pulsos entre todos nosotros, se trata de que cada uno aporte lo que crea ya que como te dije cuando hablamos, nadie puede demostrar ni la existencia de la predestinación ni lo contrario, pero es bueno que personas con una gran preparación en el tema de la Teología como lo es Senior Citizen nos den su opinión pues su conocimiento de la Biblia es muy superior, al menos al mío, ya que yo ni sabía que existieran diferentes Biblias y tantas traducciones.

Senior Citizen – Supongo que muchos de los malentendidos que hay a la hora de leer la Biblia vienen de las traducciones y las muchas interpretaciones que se le dan.

febrero 14, 2012 10:19 a. m.  
Blogger Salamandra said...

Es difícil demostrar si se está predestinado o no, ya que como dice Leodegundia las decisiones se toman de forma libre, pero en función de una educación, cultura, información disponible etc que no controlamos.

Por lo tanto se trata de una cuestión de opiniones, la mía es que muchas cosas no se conocen o se controlan, pero no me gustaría estar predestinado y quiero pensar que el libre albedrío tiene un papel en el destino.

febrero 14, 2012 11:59 a. m.  
Blogger fonsado said...

Siempre interesante y polémico tema. Sobre el asunto, no recuerdo quien dijo que nuestra libertad y voluntad dirige nuestro destino.
Un abrazo Leo.

febrero 14, 2012 6:16 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Predestinación. El decreto de la voluntad divinalpor el cual Dios de toda eternidad, preve y prepara gracia para todos y una felicidad eterna para algunos.La predestinación es un artículo de fe y se basa en la ESCRITURA, EN LA TRADICIÓN,Y EN LAS DECISIONES DE LA iGLESIA.Dios en vista del libre albedrío del hombre, predestina a ciertos hombres a la salvación; que EL quiere que todos los hmbres se salven y da a todos la gracia requerida para la salvación.Ninguno está excluido de la salvación si no es por su propia culpa

ABREVIATURAS DE LOS LIBROS DE LA BIBLIA:

1 COR 2,7 1ª EPÍSTOLA A LOS cORINTIOS NUEVO TESTAMENTO.

ROM 8,29,30, EPISTOLA A LOS ROMANOS N.T

1 CORINTIOS 3,2.....33 N.T

No he tenido fuerzas para buscar más. Están sacadas de "Sagrada Biblia", versión directa de los textos primitivos, por Mons Dr Juan Straubinger publicada con la aprobación del Excmo y Rvdmo Dr D Miguel Dario Miranda Arzobispo Primado de México.
Lo he buscado por gusto mío y po
r la pregunta de Senior Citizen.
Tengo dos más en castellano.

Un saludo Guille

Un abrazo Guille.

febrero 15, 2012 12:43 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Bueno. Comenzando porque en la época y en el lugar que le tocó vivir poca opción de elegir tenían las mujeres, creo que no, que no pudo hacer nada por cambiar su destino.

Por otro lado, yo sí creo que hay algo trazado antes de nacer que nos lleva por un camino. Acaso, no todo lo que hacemos esté escrito, pero sí en lo escrito desembocamos.

Acaso los que creemos en eso avanzamos menos que los que no lo creen, porque ellos, mentalmente, son libres para cambiar el rumbo y en cambio los otros nos adaptamos en el.

Besos

febrero 15, 2012 9:35 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Salamandra – Y tan difícil como que nadie puede hacerlo, así que cada uno tendrá sus propias ideas y posiblemente a la mayoría le gustará pensar que es dueña de sus decisiones.

Fonsado – Como todos los temas en los que nadie puede demostrar nada si no que sólo se pueden dar opiniones.

Nina – Muchas gracias por las molestias que te tomaste en volver a buscar más información, pero permíteme que con esto que nos muestras hoy no esté de acuerdo porque entre otras cosas dices:

La predestinación es un artículo de fe y se basa en la ESCRITURA, EN LA TRADICIÓN,Y EN LAS DECISIONES DE LA iGLESIA

Dios en vista del libre albedrío del hombre, predestina a ciertos hombres a la salvación

Por una parte no creo en absoluto que la predestinación sea un artículo de fe y por otra si Dios permite el libre albedrío del hombre no puede predestinar a unos si y a otros no.

Yo creo que a la palabra predestinación no se le da en ese escrito el verdadero sentido que tiene, quizás las diferencias que estemos teniendo es precisamente esa. Date cuenta que Straubinger era alemán y por lo tanto la traducción se presta a errores. Creo que lo mejor es que dejemos el asunto aquí ya que nada podemos demostrar ni a favor ni en contra y que cada uno crea lo que quiera.

TriniReina – Desde luego que ella no tuvo oportunidad ninguna de elegir su destino pero supongo que los motivos están en la época y el lugar en donde le tocó vivir.

Honradamente yo no puedo decantarme ni por una cosa ni por otra, se que en mi vida yo tomé muchas de las decisiones pero eso no me lleva a creer que no haya algo marcado.

febrero 15, 2012 11:39 a. m.  
Blogger Oréadas said...

Complicada pregunta Leo, yo creo que nacemos con un destino, aunque pueda variar según vayamos caminando por ese camino.
No es lo mismo casualidad, que causalidad no?
Besitos querida amiga.

febrero 16, 2012 3:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sólo se habla de la Biblia, por cierto citando diferentes ediciones, no todas cristianas romanas y apostólicas, Biblias hay casi como pseudoteólogos que las interpretan, lo que si es innegable como hecho histórico es que muchos de los pasajes del Libro, tienen sus antecedentes en obras clásicas anteriores, es decir que los Evangelistas, fueron más bien evangelistos, y hicieron un remake de tradiciones y leyendas de culturas anteriores. De hecho las ideas de predestinación, se dan tanto en culturas orientales como en las latinas y helenísticas anteriores, siempre sobre la base, de que el hombre es un ser iferior supeditado a algún dios supremo, de ahí la necesidad de oráculos o guías escritas de comportamiento y predeterminación de acciones para ser agradable a los dioses, para vivir siguiendo el libro, ir por el libro como se ha quedado el dicho en el común del lenguaje. La predestinación obedece más a creencias profundas religiosas que a las humanistas, donde el ser humano es libre y no predeterminado, elige su futuro con sus decisiones, lo que ocurre que se confunde predeterminación con capacidad de decidir, la concubina que citas no podía elegir más que ser lo que le mandaran, hoy día para mucha gente el dios es el dinero y desgraciadamente hay demasiadas mujeres que por ese mismo dios no pueden elegir y terminan siendo concubinas de muchos tipos diferentes, la vida no ha cambiado tanto, únicamente la vestimos con un kimono de diferente seda, desgraciadamente repito, y no no creo que estemos predestinados de fábrica por decirlo así, pero si es verdad que el entorno en el que nos desarrollemos marcará las posibilidades efectivas de nuestro devenir personal.

febrero 18, 2012 2:02 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Oréadas – Si, la pregunta es complicada porque creo que nadie puede demostrar nada ni en un sentido ni en otro, pero son de esas preguntas que surgen de pronto cuando estás leyendo algo y me gusta compartirlas porque con vuestras repuestas puedo aprender algo.

Anónimo – Una explicación muy extensa e interesante que se extiende a otras obras clásicas saliéndose de las que en los comentarios se citaba que estaban casi todas centradas en la Biblia y en sus distintas traducciones.
En el fondo creo que viene a corroborar que mas que la predestinación es el entorno de la persona el que puede influir en su destino. Pero creo que ni los que creen en la predestinación ni los que no creen pueden demostrar que están acertados.

febrero 18, 2012 9:46 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Anónimo: Solo puntualizar algo importante. Todas las ediciones de la Biblia que he citado son católicas, apóstolicas y tienen todas las licencias romanas habidas y por haber.

febrero 18, 2012 10:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Senior Citizen, otra puntualización no menos importante: no es usted el único protagonista de las citas bíblicas en los comentarios, disculpe mi intención no era hacerle el protagonista de la cita. Y desde luego que no pueden ser equiparadas traducciones con obras comentadas, sobre todo porque las primeras no aportan interpretación que si hacen las segundas , lo cuál no garantiza que no estén orientadas en su realización y resultado , como de sobra se que conoce al ser gran conocedor de la teología, pero repito no le citaba a usted, por cierto la licencia romana como usted dice sólo es una, con esa que tenga basta para estar aprobada por la Congregación de la Doctrina de la Fe, de la cual carecen como bien sabrá las ediciones ortodoxas (aunque anteriores a las manejadas en el mundo de influencia de la Santa Sede) o las posteriores adventistas, pentecostales y demás variantes, adimita su puntualización.

febrero 18, 2012 5:20 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

De acuerdo con Don Francisco. Una historia triste. Te recomiendo la película Agua. Es una belleza. Besos.

febrero 19, 2012 3:20 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

RosaMaría - Gracias por la recomendación pero hace años que no voy al cine ¿sabes si hay un libro?

febrero 19, 2012 5:35 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Yo creo que la prueba de que somos dueños de nuestra propia vida es que cada vez podemos elegir más.

Es cierto que esa mujer no tuvo muchas oportunidades, pero es que su visión de la vida, adaptada a aquellos tiempos también era diferente a la que podemos tener hoy.

febrero 21, 2012 4:33 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki – Yo creo que somos dueños de nuestra propia vida dependiendo de las circunstancias que nos rodean. Al menos en el lugar y en la época que nos tocó vivir tenemos bastantes facilidades para tomar las riendas aunque no sea al cien por cien.

febrero 22, 2012 10:54 a. m.  
Anonymous A.Dulac said...

Siempre ha habido y habrá quién acepte lo que le "toque " en su vida y quien no,sin importar lugar, costumbres o épocas .
En las crónicas de la historia, hay varios ejemplos que tienen parte de verdad y parte de fábula .
Lo que condicionó a la pobre Yang fue la cultura al uso y su cumplimiento a instancias familiares porque eso era de conveniencia y los -las hijas sólo eran moneda de intercambio.
Buen post Leo, un placer;un abrazo de A.Dulac

marzo 15, 2012 9:02 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

A.Dulac - Creo que en eso todos estamos de acuerdo, a ella le tocó vivir en una época y en una sociedad en donde ella poco podía decidir.

marzo 16, 2012 12:10 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Posiblemente esté el libro pues fue una película muy buena. Besos

marzo 19, 2012 1:44 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Rosa María - Pues buscaré el libro, gracias.

marzo 19, 2012 12:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es muy difícil la comprensión, de que el destino predestinado y el libre albedrío van de la mano, estoy queriendo comprenderlo mejor, y ahora estoy leyendo un libro de una historia real que me da mucho que pensar, se trata de "tres hermanos y una madre", es el diario de un karma familiar. Cada vez tengo más claro que la causalidad es la madre del cordero, y que todo forma parte de "un guión" escrito antes de nacer.

octubre 02, 2015 11:36 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home