Mi foto
Nombre:

domingo, noviembre 07, 2010

Nuestra vida



Creo que nuestra propia vida es lo mas valioso que tenemos y por ello cuando se resiente por causa de alguna enfermedad, luchamos con uñas y dientes para recuperar la salud y alargarla lo más posible ya que sólo disponemos de una.

Gracias a los avances de la ciencia cada vez se encuentran más remedios para lograr esa prolongación de la vida cuando se creía que ya se estaba casi al final, y uno de estos avances es el trasplante de órganos que pueden sustituir, cada vez con más resultados positivos, a los que podamos tener dañados.

Pero ¿todo vale para conseguirlo? ¿es justo que para recuperar nuestra salud obliguemos de alguna manera a gente sana a donarnos parte de su cuerpo con riesgo de que ellos pierdan la suya? ¿es justo que por querer permanecer en este mundo quitemos la vida a otras personas?. Quizás os extrañen estas preguntas, pero me surgieron después de leer en la prensa lo que Jeremy Chapman, anterior presidente de The Tansplantation Society, sociedad que acaba de ser premiada con el Premio Príncipe de Asturias 2010 de la Cooperación Internacional junto con la Organización Nacional de Transplantes de España, relata sobre algunos casos que parecen increíbles como este que encabezaba el artículo de Pablo Álvarez en el periódico La Nueva España.

«Mañana no podré ir a diálisis porque matarán a tiros a mi donante y debo ir a trasplantarme»

al parecer este caso se produjo en China y puede que haya quien no lo crea pero yo empiezo a tener mis dudas de que cosas como esta no sean verdad, y si es verdad creo que el único trasplante que se merecía esa persona, el médico, el intermediario que consiguió el órgano y el pistolero era el de ir a la cárcel más cercana.

Desde hace un tiempo se vienen escuchando rumores sobre el negocio del tráfico de órganos, rumores que nos parece imposible que sean ciertos, pero todos sabemos que el dinero mueve montañas y no podemos ignorar que algunas personas por alargar su vida, o la de algún ser querido, cierran los ojos a lo que es justo y sólo los abren para ver lo que es bueno para ellos sin importarles de donde les viene ese órgano que tanto necesitan.

Como acabo de apuntar, el dinero atrapa a mucha gente, unos por que lo tienen y con él quieren comprar lo que necesitan y otros porque no lo tienen y venden lo que sea con tal de conseguirlo, así dicho parece lógico y no criticable, pero ¿qué pasa cuando esos órganos para los trasplantes no son cedidos de forma voluntaria? ¿qué pasa cuando los trasplantes de órganos se convierten en un negocio que da mucho dinero?, pues que aparecen los intermediarios, personas que no reparan ni en el enfermo que lo necesita ni en la persona que servirá de donante, sólo ven dinero, grandes cantidades de dinero, una buena parte para él y otra parte para comprar voluntades de personas que de alguna manera pueden colaborar con información o de cualquier otra manera para lograr conseguir lo que se pretende.

Al parecer existen pruebas de que en China a los condenados a muerte se les extraen órganos con su consentimiento o sin el y esto me lleva a preguntarme ¿si la venta de órganos da tanto dinero, no podrá suceder que aumentarán esas condenas a muerte?

Como dije antes, rumores hay desde hace tiempo de personas que desaparecen, niños incluidos, y que son utilizadas para extraerle esos órganos que luego se venden a buen precio, oficialmente pruebas al parece no hay, por lo que estas noticias se convierten en leyendas urbanas, pero conociendo la avaricia, la maldad y el egoísmo que reina en el mundo, soy sincera, a mi no me extrañaría nada que esas cosas sucedieran y que os conste que me encantaría equivocarme.


NOTA: Agradezco a Antoni Conejo Vila su permiso para poder publicar su dibujo en este artículo.

20 Comments:

Blogger Ligia said...

Yo también espero que eso no sea verdad y que te equivoques, porque si es así, no vamos a poder ni salir a la calle... Abrazos

noviembre 07, 2010 10:18 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Planteas un problema importante y que está sin investigar a fondo. Sin embargo, el que puedan existir estas prácticas desalmadas no debe ocultar que los trasplantes están salvando muchas vidas y que, además, suponen una de las muestras de generosidad mayores que se pueden dar entre las personas.

noviembre 07, 2010 10:48 a. m.  
Anonymous Marian said...

Parece ciencia ficción y sin embargo es tan perverso y tan probable en términos de rentabilidad…Si deja de ser altruismo y se rige por la ley de mercado, salvando las distancias, el dilema es similar al de la legalización de la droga, habrá quienes defiendan que es la única forma de acabar con el tráfico. Cuando es un estado el que hace donantes forzosos, o permite el turismo de trasplantes en lugar de fomentar esa cultura de la donación como garantía de respeto a la dignidad humana ¿Qué podrá impedir esta monstruosa forma de esclavitud?

noviembre 07, 2010 1:59 p. m.  
Blogger Goathemala said...

Desde mi modesto punto de vista que creo que tiene su importancia porque he tenido (tengo) problemas serios de salud: desvestir a un santo para vestir a otro... Además de que es cruel, despiadado y amoral.

Yo de los chinos me creo cualquier cosa de las malas.

noviembre 07, 2010 3:17 p. m.  
Blogger Cani said...

Cada vez que leo noticias de esa indole me dan escalofrios y , por desgracia, temo que muchas son reales. Espero no obstante, toda mi familia es donante, que no por eso dejemos de donar voluntariamente pues, y llegado el caso esto pueda salvar vidas.
Besos

noviembre 07, 2010 8:51 p. m.  
Blogger TriniReina said...

Pues yo espero que no sea cierto, pero tengo mis dudas. Por dinero, el ser humano, es capaz de todo, claro, el ser humano malvado.
Luego pienso, merece la pena esa vida adquirida, con ese cargo de conciencia?
Qué complicado es todo y que terrible son algunas cosas y cuán dispuestos estan algunos a todo...

Besos

noviembre 08, 2010 8:26 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

He estado buscando mucho por internet, pero no he conseguido descubrir si los rumores son fehacientes o simplemente rumores.
Pese a todo soy de la opinión que cuando el río suena...
He encontrado una denuncia del periódico Público.es
Incluso otra noticia del mismo periódico donde se dice Vende su riñón en Internet por 100.000 euros

Un saludo

noviembre 08, 2010 8:26 a. m.  
Blogger GUILLERMINA said...

No estoy de acuerdo en la forma que tiene China de llevar a cabo los trasplantes con la donación de órganos, pero si se realiza con una ética pofesional, que es lo que le falta a China, han salvado muchas vidas.
¿Pero quién le hace ver que están atentando contra la vida ajena?.
Abrazos

noviembre 08, 2010 10:36 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Yo creo que el mal no está en los avances médicos, sino en el uso que se haga de ellos. Es como la energía atómica, depende de lo que se haga con ella.

Un abrazo.

noviembre 09, 2010 7:59 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Ligia – Pues me temo Ligia que tras estas noticias hay mucha realidad, triste realidad.

Senior Citizen – Por supuesto que los trasplantes son un adelanto grandioso en la medicina, salvan muchas vidas cosa con la que estoy de acuerdo, con lo que no puedo estar de acuerdo es con utilizar órganos de personas que no los donaron voluntariamente y mucho menos que se llegue al asesinato para hacer negocio por mucho que al final se salvara una vida pues nadie tiene derecho a salvar la suya a costa de quitársela a otra persona.

Marian – Me temo que hay muy poca ciencia ficción en todo esto y que el control sobre los trasplantes debería de ser muy estricto, todo órgano que llegue a un quirófano debe saberse de donde procede y desde luego lo que hay que hacer es concienciar a la gente para que done los órganos, eso si sería lo bueno para todos.

Goathemala – Siento que tengas problemas de salud y deseo que te recuperes pronto, pero debido a ello quizás tú eres el que mejor puede opinar de esto, yo opino desde mi punto de vista lejano viendo solamente la injusticia de quitarle la vida a alguien para mantener la de otra persona, pero no me niego a los trasplantes, al revés, estoy a favor siempre y cuando se hagan como deben de hacerse.
En cuanto a la maldad, la avaricia y la irresponsabilidad no está sólo entre los chinos, desgraciadamente abunda demasiado en todas partes.

Cani – No, que haya gente que es deshonesta no quiere decir que otras personas de buen corazón dejen de donar sus órganos pues gracias a Dios hay gente muy responsable y solidaria.

TriniReina – Me imagino que la gente que hace esas cosas cargo de conciencia no debe de tener pues si tuviera conciencia no utilizaría esos métodos. ¡Con lo hermoso que es ayudar a los demás de forma desinteresada! Deberíamos de pensar más en ello, al menos este artículo intenta hacer pensar y ese ya es un paso adelante.

Unjubilado – Al parecer los que lo hacen no dejan muchas señales así que nada se puede probar, pero no podemos perder de vista que en ese tráfico de órganos no sólo están involucrados el que lo compra y el que lo vende pues alguien tiene que hacer la operación de trasplante, así que son varias personas las que están metidas en el ajo, pero ya se cuidarán mucho de que nada se pueda demostrar. Aunque quizás no se pone mucho empeño en investigar pues los hospitales tienen que llevar un registro y si ese registro existe tendrán que decir de donde salió el órgano trasplantado ¿o no?

Guillermina – No acusemos sólo a China porque se la nombre en voz alta, las trampas se hacen en muchos más sitios pero demostrarlo no es fácil.

Tawaki – Por supuesto que no, los avances médicos son buenos y necesarios, lo que no es bueno son algunos métodos por lo que es necesario un buen control.

noviembre 09, 2010 9:41 a. m.  
Blogger Salamandra said...

Lamentablemente si alguien tiene una necesidad y dinero para pagar siempre encontrará a otro que la satisfaga.

Es un extremo del egoísmo, mi vida, la de los míos vale más que la de otro, y por tanto se le pueden sacar órganos o lo que sea.

En España no hay muchos hospitales que hagan trasplantes, y están coordinados por la Organización Nacional de Trasplantes, y lógicamente todo está registrado. Desconozco la situación en otros países.

noviembre 09, 2010 12:58 p. m.  
Blogger Merchi said...

Gracias a los trasplantes se están salvando muchísimas vidas, y si donas siendo digamos...un gesto altruista, un gesto voluntario, generoso y solidario, entonces bien. Pero si la cosa es como dices en tu entrada, bajo mi humilde opinión, creo que se deberían de tomar más precauciones, más vigilancias, y sobre todo más controles en este tema.
Para mi, no es moralmente aceptable si el donante o sus representantes no han dado su consentimiento conscientemente, y veo inadmisible provocar la muerte de otros seres humanos para tal fin, si esto además se convierte en uno de tantos negocios que no deberían de existir.

un beso, Leo.

noviembre 09, 2010 3:41 p. m.  
Blogger Maca said...

siempre surgieron leyendas al respecto pero yo creo ( y sí lo creo) que en algunos pàíses seguramente subdesarrollados, matan a la gente con este fín.
Y también a mí me gustaría equivocarme.
un besazo

noviembre 09, 2010 6:46 p. m.  
Blogger Oréadas said...

Don dinero mueve montañas, así que como no vamos a creer que mueva organoss de un cuerpo a otro, escrito como lo he escrito parece algo cínico pero la realidad esta en la calle y en las noticias, lamentablemente estas cosas suceden.

En mi familía hubo una donación un deseo imposible sería saber quién lleva organos de mi sobrina, me moriré sin saberlo, aunque siempre sonrío cuando pienso que hay niños entre nosotros correteando gracias a ella.
Un beso Leo

noviembre 10, 2010 12:19 a. m.  
Blogger fonsado said...

Poder conseguir la salud para tí o para tus cercanos, aunque sea a base dinero, puede que te haga olvidar cualquier precepto moral, ¿no te parece?
No sé si nos volvería ciegos y sordos por el método empleado. Tema muy complejo; habría que estar en una situación así.
Saludos Leo.

noviembre 10, 2010 6:28 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Salamandra – Por supuesto que si se tiene dinero se encuentra la oportunidad de encontrar lo que se quiere, el problema es que no siempre es ni lícito ni justo pues no se debe de quitar la vida a nadie para alargar otra por mucho dinero que esta tenga.
Tengo entendido que en España el control sobre los trasplantes funciona bien, pero me pasa como con lo otro, tampoco lo puedo comprobar.

Merchi – Es cierto, los trasplantes salvan muchas vidas y lo que hay que hacer es concienciar a la gente para que done órganos. Ayer escuché que se está implantando una modalidad de donación que se llama en cadena por la cual una persona enferma recibe el órgano que necesita y una persona a fin a ese enfermo y sana, dona a su vez uno de sus órganos para que sea trasplantado en otra persona enferma. Con esto se forma una cadena y creo que de momento la más larga llegó a cuarenta personas que donaron voluntariamente en vida.

Maca – Las leyendas suelen tener un poso de verdad, pero es muy difícil demostrarlo y me temo que además de difícil tampoco se pone mucho interés en averiguar nada.

Oréadas – En España no se permite conocer el nombre del donante no se por qué razón, sin embargo en otros países si se puede conocer, supongo que a vosotros os aliviaría mucho saber que vidas salvó tu sobrina. Tal vez el saberlo animaría a otras personas a donar.

Fonsado – Conseguir la salud para ti o los tuyos a base de dinero no me parece mal, feliz el que lo tenga y pueda conseguirlo, en lo que no estoy de acuerdo en absoluto es en cerrar los ojos a lo que es justo por mucho que quieras vivir o que vivan los tuyos. Se que no es lo mismo hablar del tema cuando ni tú ni tus seres queridos están en situación de riesgo, pero por eso este artículo quiere hacer pensar al que lo lea porque hay que mentalizarse que en esta vida no todo vale.

noviembre 11, 2010 8:48 a. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Es impresionante lo que cuentas. Desde luego, he oído hablar del tráfico de órganos y, si hemos de atender a lo que la experiencia nos dice de la capacidad de maldad del ser humano, no me extrañaría nada que fuera así. Claro que pueden aumentar las condenas a muerte; claro que pueden aumentar los secuestros, los asesinatos, los engaños abusivos para quienes tienen necesidad de dinero, y claro que siempre habrá gente rica dispuesta de vivir a costa de la muerte de otro. ¿No vemos eso todos los días? La diferencia es que ahora, cuando decimos de alguien que nos ha sacado el hígado, a lo mejor no es ya en sentido figurado. Un abrazo muy fuerte.

noviembre 11, 2010 8:16 p. m.  
Blogger Azusa said...

Con China hemos topado, difícil hacer que respeten los derechos humanos en estos y en otros muchos casos...
Lo de los transplantes tienes razón, no pueden cerrarse los ojos y no es ético permanecer vivo a costa de lo que sea. Leí hace tiempo del caso de un señor vasco que había sido alcohólico y por eso aquí le eliminaban de la lista de transplantes. Se fue a China y allí le dieron el órgano que necesitaba, sospechaba que era de algún condenado a muerte pero estaba convencido en que hacía bien por sobrevivir. No sé, a mí me cuesta verlo igual.

noviembre 12, 2010 11:08 a. m.  
Blogger fgiucich said...

Estoy totalmente convencido de que el tráfico de órganos existe y, por ende, es un gran negocio. Abrazos.

noviembre 12, 2010 12:27 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Isabel Romana – Como digo en el artículo yo desearía que cosas como el tráfico de órganos no existiera, si las donaciones, pero no podemos esconder la cabeza como los avestruces pues la maldad, el egoísmo y la avaricia están presentes en el mundo.

Azusa – Lo primero, me alegra volver a verte, hace tiempo que andas desaparecida.
Por supuesto que el que necesita un órgano para seguir viviendo no piensa como el que no lo necesita, pero todo tiene un límite, no se puede aceptar el todo vale y jugar con las vidas de los demás para conservar la propia.

Fgiucich – Me temo que tengas toda la razón.

noviembre 14, 2010 9:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home