Mi foto
Nombre:

domingo, octubre 10, 2010

Vuelve el otoño


El otoño regresó como hace todos los años, silencioso, sin estridencias, su mensaje es claro pero discreto, aire más fresco, suave lluvia y sobre todo color, esos verdes que se entremezclan con amarillo dorado, distintos tonos de ocre y pinceladas de tono rojizo.


Como le dije a una amiga, el otoño es esa estación que logra sumergirnos en una especie de melancolía como paso intermedio entre un verano bullicioso recién finalizado y un invierno próximo de días cortos y cielos grises.

Creo también que es una estación llena de poesía y no creo que haya poeta que no le haya dedicado algunos versos. Mario Martínez nos ofrece estas bellas palabras:


……….
Las peregrinas hojas mueren lentas
sobre el tapiz de hierba desecada,
mariposas caducas, secas alas,
que pudrirán su madurez dorada
en la humedad sin sol de las tormentas.
…………..

Es una época que invita a pasear por el bosque cuyos caminos están alfombrados con las hojas que los árboles van dejando caer en espera de volver a vestirse de verde cuando llegue la primavera.


Bosques que nos ofrecen amablemente los frutos de esta época como castañas o setas



Otoño se llama también a ese periodo de la vida que nos lleva de la plenitud a la vejez como escribe Vicenzo Cardarelli en uno de sus poemas

…….
Así pasa y decae,
como pasa el otoño,
pasmosamente lento,
la época mejor de nuestra vida,
ésa que, largamente,
nos va diciendo adiós.

Y el otoño que acaba de abrir su puerta no la cierra, pues amablemente espera que por ella entre su amigo el invierno que es el que siempre viene a continuación.

21 Comments:

Anonymous unjubilado said...

Anochecido otoño,
¿son azar esas gotas,
lentas resbaladoras
por el cristal abajo,
mientras solloza el hierro?
¿Son agua sin destino,
vacías de misión,
huérfanas de unos párpados,
de un alma, de un dolor?
¿Son nada, son la lluvia
en una ventanilla,
mientras que corre el tren
deseándole al alma
todo lo que quería?
No, no son gotas vanas.
Un ansia de llorar,
unos ojos ardiendo
desde un alma transida,
las miran deslizarse.
Y se paran las lágrimas
que en su borde temblaban:
no salen, no hacen falta,
ya tienen otra forma.
Porque allí en el cristal,
con lágrimas de lluvia,
de Dios, de cielo, está
sin que lo vea nadie
llorando un alma humana.
De Pedro Salinas.
Preciosas las imágenes y los poemas que compartes con nosotros.
Un abrazo

octubre 10, 2010 8:32 a. m.  
Anonymous Trini said...

Siempre he sentido el otoño como el comienzo del año, acaso por eso es mi estación favorita.
Es cierto que da para mucha poesía y que nos toca de una extraña melancolia, quizá inmotivada, pero que existe sin duda.

Me han gustado las fotos y, como no, los dos párrafos de poemas.

Un abrazo

octubre 10, 2010 8:34 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

En otoño no sólo sentimos nostalgia del pasado sino también de las personas que no están a nuestro lado. Hace muchos años escribí un poema que terminaba diciendo:

Difícil de entender que la caricia
de este otoño dorado a ti te llegue
estando como estás,
tan lejos
.

octubre 10, 2010 10:05 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado – Precioso es el poema que tú dejas en el comentario, como siempre, lo copio para no perderlo de vista.

Trini – Para mi también el otoño es mi estación favorita, por el clima y por el color y por esa sensación de intimidad, todo en el otoño me resulta acogedor.

Senior Citizen – Precioso ese pequeño fragmento que nos regalas de tu poema, me gustaría que te decidieras y nos lo mostraras entero.

octubre 10, 2010 2:48 p. m.  
Blogger Ligia said...

Para mí el otoño también es símbolo de melancolía y nostalgia. Quizás por eso prefiero la primavera. Abrazos

octubre 10, 2010 3:08 p. m.  
Blogger Cani said...

El otoño no es mi mejor estacion, en cuanto al estado animo, y sin embargo me encanta y no solo poeticamente...Ja, ja... llevo tres dias haciendo dulce de manzana, mermelada de higos,poniendo uvas en almibar y esperando por las castañas. ¿ouieres algo mas prosaico?.
Un beso

octubre 10, 2010 4:20 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Ligia – :-) Quizás al llegar a ciertas edades nos sentimos más ligados al otoño, cuando pasen los años ya me dirás si es así.

Cani - :-) Será todo lo prosaico que quieras pero no me importaría pasar por tu casa para probar todas esas exquisiteces y todo eso además es otra de las maravillas del otoño, no todo va a ser colorido y poesía.

octubre 10, 2010 5:23 p. m.  
Anonymous A.Dulac said...

Me ha gustado tu cliché al otoño Leo, comentario,fotografía y poesía ...melancolía compartida de un verano bullicioso que se aleja y ese paso al reposo.
El otoño tiene ese toque de morriña que prende en el alma y que me gusta al igual que a ti .
Biquiños de A.Dulac

octubre 10, 2010 8:47 p. m.  
Blogger Oréadas said...

Leo, el otoño me hace recaer en una extraña nostalgia pero aun así me encanta el color ocre que viste los arboles y el olor de las hojas marchitas junto a la humedad de la tierra, ese olor marchito... ese olor a tierra mojada... es grito de esperanza para mañana, para un mañana floreciendo en primavera.
Un beso Leo, con mucho cariño.
Pd: Meigo y yo, ya conseguimos un sueño, unir nuestra amistad en las palabras.

octubre 10, 2010 9:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al observar los árboles antes verdes hoy amarillos y su ropaje descuidado, cubriendo el suelo, me hacen sentir nostalgia por aquellos seres o momentos, que aquí o que se fueron, no los tengo a mi lado. Sinembargo me atrae poderosamente, por sus tonalidades entre castaña y membrillo mezclados con el verde peremne y su duende.

Me ha gustado mucho las imágenes y como no, los poemitas.

Un fuerte abrazo de Guille

octubre 10, 2010 10:52 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

A.Dulac – Hoy el otoño casi se viste de invierno pues aunque no hace frío llueve como si hiciera tiempo que no lo hacía, pero con esta lluvia y todo, me encanta el otoño.

Oréadas – Me supongo que para los que sois poetas esa melancolía propia del otoño os afectará todavía más que al resto propiciando la creación de bellísimos poemas.
Me alegra esa noticia de que Meigo y tú hayáis conseguido ese sueño ¿se puede tener acceso a él como espectadora?

Guille – Cuando es tiempo de melancolía suele echarse de menos a esas personas que significaron mucho en nuestras vidas, pero eso forma parte de la vida y tenemos que aceptarlo, pero no debe de impedir que disfrutemos de lo maravillosa que se pone la naturaleza en esta época.

octubre 11, 2010 8:27 a. m.  
Blogger Merchi said...

Me encanta el otoño ¿sabes?, es mi estación favorita del año. Sobre todo por muchas cosas de las que nos cuentas en la entrada de hoy.
Adoro esos paseos por el monte, esos paseillos repletos de hojas amarillas y secas, el aire que huele distinto...
Las fotos son preciosas, sobre todo la del paseo en el monte, aqui por donde yo vivo puedes andar por lugares asi en cualquier momento, ahora en otoño es una gozada hacerlo.

un besito , reina

octubre 11, 2010 4:49 p. m.  
Blogger Javier said...

Desde Zaragoza y en nuestro día más grande te deseo Feliz dia del Pilar también para ti.
Besicos.

octubre 12, 2010 11:41 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Merchi – Quizás es en el monte donde más y mejor se puede apreciar el colorido del otoño, yo tengo suerte también de poder pasear por ellos sin tener que ir muy lejos de casa.

Javier – Feliz para ti también y para todos los mañicos en el día grande de vuestras fiestas. Siento que la lluvia también haya querido participar.

octubre 12, 2010 3:28 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

A mi ciudad, Granada, le va el otoño, que concuerda con su luz dorada, muy distinta de la luz blanca de otras ciudades mediterráneas.

octubre 13, 2010 9:08 p. m.  
Blogger Salamandra said...

Las hojas caídas me recuerdan al lamento de Galadriel.

Como siempre, las fotos encantadoras, especialmente la última.

octubre 14, 2010 9:48 a. m.  
Blogger fonsado said...

Estupendas fotografías para un texto que desprende melancolía.
Estamos a escasos días de contemplar la explosión de robledales y hayedos. Visitaremos algunos si el tiempo nos lo permite.
Saludos.

octubre 15, 2010 10:28 a. m.  
Blogger Sofi said...

Para mí la peor de las estaciones del año. Nunca me ha gustado el otoño, pero en el Pirineo el otoño es precioso, aunque te trae esa especie de calma chicha difícil de explicar. No es frío ni caliente, aunque por aquí ya hemos comenzado a tiritar de madrugada. Un saludo

octubre 16, 2010 10:46 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen – :-) No se si es que a mi el otoño me gusta tanto que creo que le va a todos los lugares.

Salamandra – Me alegra que te haya gustado.
Así se lamentaba Galdriel:
¡Ah! ¡Como el oro caen las hojas en el viento

Fonsado – Los robledales y hayedos son quizás los que consiguen unos colores más hermosos en el otoño.

Sofi – Me alegra volver a verte por mi casa, seas bienvenida.
Tus razones tendrás para que no te guste esta estación aunque veo que reconoces que es hermosa en tu zona, sin embargo para mi es la mejor de las estaciones.

octubre 17, 2010 7:57 a. m.  
Blogger Maca said...

Hermoso otoño... Para casi todo el mundo la primavera es la estación estrella, pero para mí lo es el otoño, me "dice" más, me transmite muchísimas sensaciones gratas y si además es cálido , como lo está siendo este, es lo más maravilloso del mundo!!!!.
BIQUIÑOS GUAPA!!!

octubre 20, 2010 11:49 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Maca - No me extraña que te guste el otoño porque donde tú vives tiene que ser una maravilla, espero que nos pongas unas cuantas fotos.

octubre 22, 2010 10:21 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home