Mi foto
Nombre:

domingo, septiembre 05, 2010

Publicidad


Sin dejar de comprender que la publicidad es uno de los engranajes del motor de la economía porque si se produce algo, hay que venderlo y si hay que venderlo hay que anunciarlo, también digo que la publicidad nos acosa de tal manera que nos vemos invadidos por ella por todos los medios, radio, televisión, correo electrónico y correo normal y por este último medio nos llegan a veces cartas que a mi me parecen estúpidas y un tanto ofensivas porque deben de creer que todos somos tontos.

Acabo de recibir una de una empresa a la que no conozco de nada y por supuesto ella a mi tampoco, en la que empiezan diciendo :”Reciba nuestro más destacado reconocimiento como clienta distinguida…”, no hay duda de que la frase es de lo más educada, casi parece que el que la escribió me está haciendo reverencias, pero en el segundo reglón ya se les ve la oreja de lo mucho que me conocen pues dice: “si su estadio civil es “casada” o “viuda” está de enhorabuena porque vamos a celebrar un acto exclusivamente para usted en el lugar y hora abajo indicados”.

Si tanto me conocen y soy clienta distinguida, tendrían que saber que mi estado civil es “soltera” con lo cual se podrían ahorrar la carta. Pero no queda ahí la cosa, si vas a la reunión te regalan “EL AUTÉNTICO HORNO MULTIFUNCIÓN DE GRAN CAPACIDAD CON ACABADO PROFESIONAL” ahí queda eso, pero eso si, siempre y cuando vayas acompañada de tu cónyuge, lo resaltan en negrita para que te quede claro y a pesar de que la carta te la envían personalmente a ti, pero si vas tu solita y dejas el marido aparcado en casa o en otro lado cualquiera, no te dan “EL AUTÉNTICO HORNO MULTIFUNCIÓN DE GRAN CAPACIDAD CON ACABADO PROFESIONAL”, pero tranquila que no te irás de vacío puesto que aclara que le dedicaremos una especial atención como recuerdo de este día (esta vez la negrita la puse yo pero el texto está copiado literalmente).

Por si eres viuda te dice lo siguiente: “y a las señoras viudas acompañadas de su hija o una amiga (esta vez la negrita la ponen ellos) acreditando mediante libro de familia u otro documento que lo confirme.

Y por si esto fuera poco, al final del texto en donde dice: Fdo. Dpto. Atención al Cliente, (no sabía yo que los departamentos supieran firmar, pero garabato si trae) viene la siguiente nota:

IMPORTANTE
Cada pareja que nos enseñe 100 euros (sólo enseñarlos sin dejarlos en prenda) recibirá UN REGALO SORPRESA QUE NO OLVIDARÁ (esto destacado en mayúsculas y en rojo)

En toda la carta no aparece ni por asomo que es lo que te quieren endilgar, sólo aparece el reclamo, esta vez en forma de “EL AUTÉNTICO HORNO MULTIFUNCIÓN DE GRAN CAPACIDAD CON ACABADO PROFESIONAL” lo que a mi forma de ver no es ético.

No es esta la única empresa que manda este tipo de cartas, hay varias que actúan igual y lo único que cambia es el reclamo para que asistas, eso si, con tu marido que si no no hay regalo que valga y yo me pregunto ¿los que planifican este tipo de publicidad no se dan cuenta de que las solteras somos más libres de gastarnos los dineros porque no tenemos que dar explicaciones a nadie? y además ¿no se dan cuenta tampoco de que si la reunión es restringida sólo a casadas o viudas no se deben de enviar las cartas sin conocer cual es el estado civil de la receptora de la carta teniendo en cuenta que viene dirigida a una persona en concreto con nombre y apellidos?

Francamente, esta publicidad me parece estúpida y si no les devuelvo la carta es porque no tengo ganas de gastarme los dineros en sellos mientras que ellos se gastan el tiempo y el dinero en algo que aparcará en la papelera.

28 Comments:

Blogger Senior Citizen said...

Hace años fui a varias reuniones de estas porque a una amiga le gustaban y a ella no le envíaban invitaciones personales, que son lo mejor de lo mejor en este tipo de actos. Y no te creas, son divertidas si te pones a observar la técnica del vendedor y las reacciones del público.

En una lo que querían colocar era una colección carísima de libros de arte, una Historia del Arte en tropecientos volúmenes. Y el argumento principal, el mensaje que daban una y otra vez era que tú serías alguien importante con aquella colección porque sólo alguien de alta alcurnia y con dinero podía tener algo así.

Y aquello me hizo sonreir recordando que la Historia del Arte que hay en mi casa la compró mi padre también a plazos recién aprobadas sus oposiciones y con 20 años. Muy importante que era entonces....

septiembre 05, 2010 8:37 a. m.  
Blogger Ligia said...

Son increibles las artimañas que se inventan para que la gente caiga en la trampa. Hay toda clase de publicidad y la imaginación es inmensa. Hace años pasaban por la oficina donde trabajaba día sí y otro también repartiendo las citas para que nos reuniéramos en el salón de actos, donde tenían montado un "tenderete" con todo lo que nos querían "meter por los ojos"...
En fin, comprendo que cada uno se busque la vida como pueda, pero a veces la publicidad es muy engañosa. Abrazos

septiembre 05, 2010 9:59 a. m.  
Blogger fonsado said...

Hace tiempo que no veo ninguna de esas cartas, ni van por el trabajo entregando la "cita" para la oportuna visita a un bar o salón, en donde harán la gran presentación del producto y, siempre por asistir, tendrías el oportuno obsequio.
La estupidez del contenido de la que muestras resulta total. Pero destacaría la frase de "enseñar 100 €" ... Esto no me lo podía imaginar.
Sin embargo, si estas "reuniones" siguen existiendo, no hay duda que comercialmente siguen interesando, y que "viudas" y "casadas" asisten y sueltan la "pasta".
Un abrazo.

(Estupenda muestra de fotografías de la la costa y acantilados del Cabo Peñas, un viaje tentador)

septiembre 05, 2010 10:43 a. m.  
Blogger Azusa said...

Lo peor es que además ese tipo de reuniones consisten muchas veces en venderte algún productos de esos llamados "milagro" y a los que yo directamente les llamo productos "timo" tipo las pulseritas petardas esas de las "power balance" pero mucho más caros... Y hay gente que compra, de locos...

septiembre 05, 2010 12:00 p. m.  
Blogger Javier said...

La imaginación de los publicistas no tiene límite, para ellos todo vale con tal de vender.
Besos.

septiembre 05, 2010 12:04 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior citizen - :-) Pues mira como anda el patio si hay gente que se pueda llegar a creer que por tener una colección de libros caros de arte, que seguro acabarán en una estantería sin que nadie los abra, puedas ser alguien importante. A mi esto me parece muy triste pues nos muestra el bajo nivel que existe.

Ligia – Yo comprendo que para poder vender hay que utilizar muchas tretas, pero a veces lo que consiguen es lo contrario de lo que pretenden pues el que los escucha se siente tratado como si fuera corto de luces, mira lo que dice Senior citizen, te quieren convencer de que si tienes esa colección de libros eres importante y si no ¿qué eres? quizás te dejen en el escalón más bajo de la sociedad.

Fonsado – Yo no tengo nada en contra de que hagan reuniones para un determinado grupo social, faltaría más, pero si le mandan una carta a una mujer casada, a título personal no se a que viene que tenga que ir con su marido porque eso es como decirle que ella no es capaz de tomar decisiones por si misma más que para ir a comprar lechugas, tomates o el pan que para eso no hace falta que lleve a su marido, pero para las cosas más importantes tiene que ir el maridito para dar su permiso y en caso de las “viudas” incluidas en el mismo grupo social ¿por qué tiene que acompañarla alguien? Pienso que en estos tiempos las mujeres, casadas o viudas, saben tomar sus propias decisiones sin falta de tutores ¿o no?.
Lo de mostrar los 100 euros ya es demasiado ¿es quizás el precio de lo que les quieren endilgar y así se aseguran de que cobran en el momento?

Azusa – Lo curioso de estas cartas es que nunca nombran lo que quieren vender, sólo lo que te van a regalar, es algo así como ofrecerle una zanahoria a un burro sin decirle lo que se espera de él después.

Javier - ¡Cuánto tiempo sin venir por mi casa! Me alegra tu visita.
Yo comprendo que vender es difícil, pero debería de tener más tacto, aunque si siguen vendiendo y este tipo de cartas circulan mucho, será porque hay mucha gente que no sólo acude, si no que les compran.

septiembre 05, 2010 12:42 p. m.  
Blogger fgiucich said...

Más que una publicidad, parece un chiste. No? Abrazos.

septiembre 05, 2010 4:33 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

En otra ocasión, a mi amiga le apetecía el regalo que anunciaban para cuando fueras "con tu pareja". Al terminar nos acercamos a donde los daban y cuando me dieron el regalo de consolación, yo exigí el bueno. Me dijeron entonces: ese es si usted viniera con su pareja. Y yo les contesté: ¿y si esta señorita es mi pareja? Fue cómica la cara que pusieron, pues os estoy hablando de hace más de 25 años.

Pero ni así me dieron el regalo....

septiembre 05, 2010 4:39 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Yo antes iba a todas... las que se hacían en el trabajo. En lugar de un cuarto de hora, nos cogíamos media hora y todos/as volvíamos con nuestro regalito, pero alguno/a picaba y se llevaba un arsenal de libros de cocina o una colección de maletas o un diccionario enciclopédico de cualquier materia.
Claro que como la reunión se hacía en un bar al lado del trabajo, telefónica optó por controlar el tiempo que estábamos fuera y los vendedores tuvieron que irse a otra parte.
Un saludo

septiembre 06, 2010 9:40 a. m.  
Blogger Cani said...

Comparto contigo cada palabra, yo cada dos por tres tengo esa publicidad en el buzon y sinceramente, me siento ofendida de que me traten de tonta, pero sobre todo del machismo implicito que hay en ella.Estoy esperando que le llegue una a mi marido para ver si pone las mismas condiciones.

Un abrazo

septiembre 06, 2010 9:47 a. m.  
Anonymous Trini said...

Yo creo que el marido lo exigen porque a los hombres (creen) se es más fácil de convencer.

Hace días me llamaron por teléfono y me dijeron que asistiera a tal evento porque había sido elegida para un premio entre cuantos miles de personas más, etc,etc,etc.
En fin que esto de la publicidad es el pan nuestro de cada día y ni qué decir tiene, que es el pan y el jamón de ellos...

Abrazos

septiembre 06, 2010 7:38 p. m.  
Blogger Chela said...

Ja,ja,ja. ¡Me has "pisado" uno de los posts que tenía pendientes!

También yo he recibido una publicidad similar y me ha llenadao de coraje la estupidez del contenido.
No sabia si prsentarme y montarles el númerito, si contestarle con una serie de consideraciones al respecto o ponerlo en el blog. Opté por esto último y lo tenía pendiente, pero en Mera tengo mala cobertura para Internet y me falla mucho el ordenador motivo por el que aun no lo publiqué. Mis consideraciones son parecidas a las tuyas, entre otras cosas la de ser soltera...

Merecen que los pongamos en ridículo.

Un fuerte abrazo.

septiembre 07, 2010 1:21 a. m.  
Anonymous Marian said...

El mecanismo y el lenguaje utilizado es el mismo de cualquier timo. Es incómodo recibir estas misivas pero, al menos yo, ni siquiera me molesto en abrirlas, las “reciclo” en la trituradora de papel directamente. No deja de ser una manera cutre de embaucar y por lo que se ve rentable pero mucho menos agresiva( ya que es muy sencillo zafarse de la presión simplemente no acudiendo a la cita-reclamo) que las campañas de empresas de telefonía o aseguradoras, etc.por ejemplo que sueltan a los “hombres de negro” como perros de presa y hacen batidas periódicas por determinadas zonas. Sólo les falta el subfusil y la patada en la puerta, tales son sus formas de captar clientes.
Un abrazo

septiembre 07, 2010 11:11 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fgiucich – Pues chiste o no, cartas de este estilo envían bastantes.

Senior citizen – Jaja, me imagino la cara que habrán puesto, pero pareja o no, no os dieron el regalo. ¿Te acuerdas cual era el regalo de consolación? Porque en las cartas es otra cosa que nunca dicen y seguro que es cualquier tontería que no vale para nada. Y por lo que dices, los regalos los dan al terminar “la función” no al empezar, temerán que la gente una vez recibido el regalo se larguen a toda prisa.

Unjubilado – Yo en el trabajo sólo fui a una porque no me quedó más remedio, pero en cuanto pude me escabullí a toda prisa.

Cani – Si siguen mandándolas y llevan ya mucho tiempo haciéndolo supongo que es porque la cosa no les resulta mal, pero creo que deberían de replantearse su redacción.

Trini – No se si los maridos son más fáciles de convencer, pero entonces que les manden la carta a ellos y en paz ¿no crees?

Chela – :-) Pido perdón por haberme adelantado, no tenía ni idea de que tu pensaras escribir sobre el tema, pero de todas formas puedes hacerlo porque seguro que tendrás otra visión que a mi se me haya escapado pues este tipo de cartas tienen muchas lecturas.
Yo como creo que dije, estuve a punto de devolvérsela con una nota, pero luego pensé que era perder el tiempo y el dinero, así que opté porque sean ellos los que pierdan ambas cosas.

septiembre 07, 2010 11:15 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Marian – Tienes razón en que por lo menos en estos casos se tiene la libertad de no asistir y yo desde luego no lo hago, pero no deja de parecerme mal el leguaje y sistema que utilizan para embaucar a la gente, porque no me dirás que el detallito de que enseñes 100 euros es como para llorar.

septiembre 07, 2010 12:25 p. m.  
Anonymous Toupeiro said...

Cuando recibo este tipo de correos obtengo sentimientos semejantes a los tuyos.
He recibido alguno en el que me ha dado la risa, pues me ofrecían un jamón para que asistiera a la "presentación" de una enciclopedia que, para más inri" me hacía la competencia directa. Estuve tentado a asistir "para llevarme gratis el regalo". Sé que hay gente que lo hace.

septiembre 07, 2010 1:06 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Querida amiga, eso es un engañabobos descomunal, porque luego, cuando vas a esa reunión, lo mismo te quieren vender un apartamento en multipropiedad, de ahí la exigencia de que vayas acompañada de la persona que tenga que estar de acuerdo para hacer la operación, porque saben perfectamente que, o te venden el producto allí mismo - con unas técnicas muy agresivas - o como tengas 10 minutos para pensarlo no lo compras.
Así que, alégrate de que no tuviera nada que ver contigo. Es un estilo repugnante y más vale mantenerse a mucha distancia...
Me alegra mucho ver que vuelves a bloggear. Un abrazo muy fuerte.

septiembre 07, 2010 6:58 p. m.  
Blogger GUILLERMINA said...

Me encanta el humor que le has "echado" al reportaje, solo te faltaba darles un coscorrón, que yo creo que si los tienes a mano se lo das.

No ocurre solamente este tipo de reclamo - venta en la publicidad repartida por los portales, para mi hay otra que me parte el alma y es hacer esa publicidad de una manera soterrada a los mayores, ofreciendoles un viaje y después "la venta" Yo he asistido a un viaje de esos y es de verguenza y si no les compras , te miran por encima del hombro y has dejado de existir para los promotores del viaje y vendedores, por la pérdida de la venta y correspondiente comisión repartida a partes iguales.
Al rato salen los mayores cargados de mantas para el reuma, artritis, espondilitis, itis, itis,itis...

Me imagino que sabeis de quien hablo

He recibido muchas invitaciones de ese tipo, pero no he asistido por un razonamiento de peso, soy divorciada. Me explico: cuando salieron a la luz pública este tipo de venta, porque es venta, aunque te perjuren que no te obligan a comprar, por curiosidad femenina llamé al teléfono del hotel donde hacían la presentación, no recuerdo de que, pero si recuerdo que por asistir con "tu marido" te regalaban un collar de perlas "auténtico" ,no pude tirarle el bocado al collar para verificar su autenticidad, me quedé con las ganas. Les pregunté que si podía ir sola me contestaron que no y que cual era mi estado. Respuesta: los divorciados no participan. Pregunta: y ¿si voy con mi querido?, pedimos el carnet de identidad, total que por aquel entonces solo "maridito", ni amigo/a y casado por la Iglesia y el Estado. Total que me puse preguntona y me colgó. Y en el impreso de propaganda decía ir acompañados del DNI.¿Para que querrian el DNI?
Me ha encantado tu post, no creo que un comentarista lo hubiera realizado mejor. Un abrazo muy fuerte Guille.

septiembre 07, 2010 10:54 p. m.  
Blogger bardinda said...

He recibido bastantes, pero nunca he acudido a ninguna, de hecho según llegan van directas a la basura.

Un saludo

septiembre 08, 2010 10:56 a. m.  
Blogger Merchi said...

Uf, dichosas cartas!!. Al igual que el resto de los mortales, a mi casa han llegado varias, y algunas similares a la tuya. También me trataban como clienta, aunque jamás les hice compra alguna. Recuerdo una vez que a los dos días de recibir una de estas "misivas",en donde me ofrecían una colección de libros de premios Nobel., me llamaron por teléfono preguntàndome si había recibido en mi casa la subsodicha carta y que me parecía lo que en ella me ofrecìan. No les dí pie, como suele decirse, y respondí que no me interesaba y que en esos momentos iba con prisa y no podía atentenderlos por más tiempo. Bien, pues la cosa no acabó ahi, a la semana volvieron a llamar y esta vez descolgó el teléfono mi marido. Al yo tirar la carta y no comentarle nada sobre ella, el pobre, quiso saber de que iba la cosa ya que le encanta leer. Le informaròn más o menos(yo creo que lo justo o lo permitido, por lo que te relataré después)y le preguntaron si tenía algún problema en que un agente comercial se acercase hasta casa a enseñarlos para asi poder verlos y darle más información sobre ellos, y por supuesto, sin ningún tipo de compromiso. Mi marido(inocente mio), aceptó y pusieron un día. Llegado el día, aqui no se presentó ningùn agente comercial, sinó uno de sus repartidores con el lote de libros empaquetados en una mano y factura previa en la otra.
Evidentemente , se fue con los libros bajo el brazo de nuevo.
!!Faltaría más!!.
No sé, yo comprendo que se tenga que hacer publicidad, pero de ahi a que te tomen por idiota...pues ya no eh. Una cosa es intentar vender un producto, otra muy diferente, metértelo por las narices.
Lo de las reuniones, en fin, he asistido a una, en la que si iba con mi marido me regalaban un juego de collar y pendientes, a él un reloj y como guinda final un jamón de jabugo.
Naaaaaaaaaaaaa, parece ser que no había jamones para todos jajajajaja.
Puedo decir que maté ese dia mi curiosidad sobre este tipo de cosas, y como dice el refrán: "una vez y nada más santo Tomás".

Besitos preciosa :)

septiembre 08, 2010 4:57 p. m.  
Blogger Alejandro Kreiner said...

Tanta publicidad llega a ser pesada.
Cuando realizan estas técnicas supongo que es porque les dará resultado.

Saludos.

septiembre 08, 2010 6:25 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Toupeiro – :-) Eso del jamón debe de ser muy socorrido pues hay muchos que lo ofrecen, otros lo dejan en una paletilla, eso si, ibérica.
Lo que no estoy segura es de si dan el regalo nada más llegar a la reunión o después de que se compre algo, como nunca fui no lo se, pero me temo que si no se compra nada “pena, se nos acabó la existencia de jamones”.

Isabel Romana – No tengo ni idea de lo que venden pues aunque recibí varias cartas de distintos sitios en ellas jamás te dicen lo que te quieren endilgar, sólo lo que te van a regalar, eso si, si cumples con todos los requisitos.

Guillermina – Es que a cosas como esta hay que echarles humor, pero la verdad es que me parecen una tomadura de pelo.
Se a que te refieres, pero no siempre es para mayores, ese tipo de viajes se lo ofrecen a muchas personas, pero yo tampoco acepté nunca porque está claro que nadie da los duros a dos pesetas, así que si empiezan por regalarte algo es que te quieren vender alguna cosa mucho más cara, con lo que saldrás perdiendo.

Bardinda – Yo también recibo bastantes pero las leo aunque no sea más que para enterarme de que cosas ofrecen y en que condiciones pues creo que todo esto es digno de estudio.

Merchi – Si, eso de los libros es otra cosa digna de estudio, cuando te llaman por teléfono se empeñan en regalarte unos libros que a ti no te interesan nada y si les dices que no los quieres se asombran porque son “regalados” y si insistes en decir que no, se enfadan pues no comprenden que alguien rechace un regalo. Pero ellos deberían de saber que todos, a estas alturas ya sabemos que un regalo de esos nunca sale gratis y por otro lado, si a mi no me interesa un libro me da igual que sea regalado, no me interesa y punto.
Jaja, te quedaste sin jamón pero por lo que veo “cargada de joyas”

Alejandro Kreiner – Pienso lo mismo, si no tuvieran éxito no seguirían haciéndola por eso creo que sería digno de estudio el saber los motivos o el punto de vista que tienen los que acuden y compran.

septiembre 09, 2010 12:43 p. m.  
Blogger Maca said...

JA,JA, me encanta la gracia con que lo cuentas, A mí también me mandan esas cartas que nada más leer el primer renglón acaban en la papelera.
para que después digan que no hay que talar árboles, y todo es papel y más papèl inútil ¿de dónde sale?
besos

septiembre 09, 2010 6:38 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Este tipo de cartas encuentra su público. Por eso las siguen enviando. Pero es importante no contestar, igual que con los emails, porque al responder ya les estás diciendo que la dirección es válida y e inundan aún más.

La publicidad, como todo, es buena siempre que se use con moderación.

Un abrazo.

septiembre 09, 2010 8:41 p. m.  
Blogger Oréadas said...

Hola Leo, un beso.
No te dejo comentario porqué ya te lo dejé, aunque no aparece.
No sé que habrá pasado?

septiembre 10, 2010 11:18 a. m.  
Blogger clariana said...

¡Hola Leodegundia!
Genial artículo el que expones, y muy importante el tema que tocas, de la osadía de la publicidad y la falta de respeto al estado de las personas entre otras cosas.
Si tan listos se creen ¿por qué excluyen otros estados que no sean el de casada o viuda? y éso de que les enseñes un billete de 100 euros ya es demasiado.
No sé si es la misma carta que recibí yo, pues me suena y lo que sí recuerdo seguro es éso de enseñarles un billete de 100 euros.
Te felicito por tu escrito. Un beso.

septiembre 11, 2010 2:21 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Maca - :-) Bueno, mirémoslo por el lado positivo, al menos esta carta me sirvió para hacer un artículo, como verás a todo se le puede sacar algo bueno.

Tawaki – Las ganas de contestar o de devolverles la carta se te quitan enseguida porque sabes de sobra que no arreglará nada y que posiblemente lo pagues recibiendo otras muchas del mismo estilo y diferentes empresas.
Y desde luego que deben de ser productivas para ellos porque si no ya no las enviarían.

Oréadas – No vi ningún comentario tuyo en este artículo, si en el anterior y te digo lo que entonces, me gustaría recibir tus noticias.

Clariana – En realidad no se por qué excluyen a nadie, pero ellos sabrán, aunque siendo sincera aunque mandaran la carta para solteras yo no asistiría pues cuando alguien te regala tantas cosas es porque piensa sacarte mucho más, que todos sabemos ya que nadie da los duros a dos pesetas.

septiembre 11, 2010 5:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias. Relacionado con esto: http://bandaancha.eu/foros/aprovecha-saber-prevenir-velsam-gente-1697708

septiembre 18, 2012 6:40 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home