Mi foto
Nombre:

sábado, febrero 21, 2009

Golosos

Dice el diccionario que golosa es la persona aficionada a comer golosinas y como golosina define al alimento delicado, generalmente dulce, que sirve más para el gusto que para el sustento. Pues bien, yo me declaro golosa y tengo la gran suerte de vivir en un país en donde los dulces son muy ricos y variados, pero como no puedo hablar de todos ellos porque el artículo sería como el cuento de nunca acabar, me limitaré a daros a conocer unas cuantas confiterías de mi ciudad y de cada una de ellas elegiré el dulce que yo destacaría, lo que no quiere decir que el resto de los productos que ofertan no merezcan mis alabanzas.

Sólo haré una excepción para deciros que en mi reciente visita a Pola de Laviana, visité la confitería Conchi en donde hacen los mejores “Bartolos” del mundo, así los definió mi amiga lavianesa y cuando me lo dijo, creí que exageraba por un exceso de amor patrio, pero cuando los probé, tuve que reconocer que tenía razón. Estos pasteles los hacen prácticamente en todas las confiterías de Asturias y no se si en el resto del país también, pero os puedo asegurar, y de dulce entiendo, que como los de esta confitería ninguno.

y no es lo único bueno que se puede encontrar allí

Pasemos ahora a mi ciudad.

Quizás la confitería más antigua de Oviedo sea la de “Camilo de Blas” que procedente de León, se instala en Oviedo en 1914. Difícil destacar un dulce ya que todos los que tienen son buenísimos, pero quizás el mas representativo son los Carbayones, pastel que surgió para representar a Oviedo en la I Feria Internacional de Muestras de Gijón en 1924 y que fue bautizado con ese nombre que es con el que se conoce a los ovetenses. Están hechos con una base de hojaldre rellenos de almendra y yema cubiertos de un baño de azúcar.

Los pasteles de la foto que encabeza este artículo también son de esta confitería y aunque todos son de bizcocho y crema todos saben diferente, tienen un sabor finísimo y delicado. Y como no, tengo que destacar la bollería de la que sólo pongo una pequeña muestra y se podría seguir con las bizcotelas, las duquesitas… un no acabar, pero hay que pasar a otra confitería.

Nos vamos ahora a la confitería “Rialto” inaugurada en 1926 como restarurante y confitería Royalty, pasando a ser Rialto en 1936. Es muy agradable ir a merendar en un salón de ambiente agradable en donde se pueden degustar, además de sus variados y riquísimos pasteles las famosas tortitas con nata y caramelo. El producto más famoso de esa confitería son las Moscovitas hechas de almendra y chocolate y con ellas destacaría también las Princesitas elaboradas con mazapán con yema bañadas con mermelada y azúcar.

Caminamos ahora hacia la confitería “Peñalba” que desde 1930 endulza a lugareños y foráneos con sus exquisitos bombones que son el producto más representativo de esta confitería. De sus tartas yo destacaría la Saint Honoré.

¿Os apetecen unas pastas? pues el mejor sitio es la confitería “Santa Cristina”

Fundada en 1958 y situada enfrente a la Estación del Norte está esta confitería que a mi entender tiene las mejores pastas de todo Oviedo lo que no quiere decir que el resto de productos que ofrece no merezcan mención como por ejemplo las manzanas en hojaldre o los mini pasteles o las virutas de chocolate.

Visitaremos ahora otra confitería que lleva también muchos años ofreciendo buenos dulces, me refiero a la confitería “Asturias” de ella destaco sin lugar a dudas las nueces glaseadas, bocados exquisitos que llenan de placer.

Otra confitería que no hay que dejar de visitar es la “Auseva” durante toda la semana ofrecen buenísimos pasteles, pero además, los sábados y domingos hacen una variedad de strudel que es una delicia, bueno como postre en cualquier comida o como compañero ideal para el café o el te de la merienda.

Y para terminar este recorrido del dulce visitaremos la confitería “Ovetus” fundada en 1993 y que compite con “Peñalba” en la elaboración de bombones, pero como de bombones ya hablamos, de aquí destacaré los pasteles de manzana muy delicados e idóneos para los que nos les gusten los pasteles demasiado dulces, tienen un sabor fino y delicado.

Todavía quedan muchas otras confiterías que merecerían estar en este artículo pero comprenderéis que llevo una semana comiendo dulces sin parar porque para hacer las fotos compré los dulces y una vez fotografiados no era cosa de tirarlos, así que me los comí y me temo que desde el comienzo de reportaje dulcero hasta el final habré engordado al menos para rellenar una talla más y como sabéis que el peso es fácil subirlo, pero bajarlo cuesta un poco más, ahora tendré que estar una semana a verduritas. Pero nos despediremos con estas exquisiteces de chocolate de la confitería Ovetus.

¡Hummmm, que buenas están!

32 Comments:

Blogger Carmine said...

Madre mía qué "pecados" tan ricos nos ofreces. Será cuestión de hacer una ruta gastronómica por las pastelerías que nos recomiendas. Besos. Carmen.

febrero 21, 2009 10:33 a. m.  
Blogger Sofi said...

Tiene todo muy buena pinta, pero estoy a dieta y comer alguna de estos dulces es un duro día de monte para contrarrestar las calorías. pero son toda una tentación. Un saludo

febrero 21, 2009 11:00 a. m.  
Blogger Ligia said...

¡Wau! Cuánta variedad de dulces. Entrar en una confitería y sentir sus olores y ver sus colores, me hace sentir en otro mundo, aún sin probarlos. Por aquí te voy a recomendar, claro está, los "roscos laguneros" y los "marquesotes palmeros" que están divinos. Besos

febrero 21, 2009 11:54 a. m.  
Blogger Maca said...

Por Dios Leo,!! es la una de la tarde!! !!tengo hambre!!,y cómo no sé que exquisito manjar elegir de todos los que muestras, me voy a la cocina a comer una humilde onza de chocolate con leche
Dulces besos

febrero 21, 2009 1:11 p. m.  
Blogger Javi said...

Muy bien tu poniendo estos mangares y el médico me los ha prohibido, ¿y ahora que ago, mirarlos, me quieres hacer sufrir, mala amiga? te perdono porque eres tu.
Besicos.

febrero 22, 2009 1:05 a. m.  
Anonymous Trini said...

¡Hija mía, qué manera de hacernos la boca agua! No sé si es el mejor post que has puesto nunca, pero sí el más dulce y exquisito, eso sin dudarlo.
Me encantan los dulces y estos parecen deliciosos; otro motivo más para visitar Oviedo.

Un fuerte abrazo

febrero 22, 2009 9:44 a. m.  
Blogger almena said...

¡Esto no se le hace a tus lectores, Leodegundia!
Mis papilas gustatorias alborotadas ante tamaño despliegue
:)
Este post me lo guardo como referencia de delicias para una posible visita a Oviedo.
Por cierto, además de dulcísimo, este post es toda una investigación en primera persona!!
:)
Besos muchos!

febrero 22, 2009 10:52 a. m.  
Anonymous toupeiro said...

Soy un GOLOSO, hice mal en venir aquí en ayunas despues de hacer 70 km de bici. Te comeré uno de estos mientras espero a que este la comida.
¡¡¡HUMM!! Está delicioso.

febrero 22, 2009 1:52 p. m.  
Blogger Guillermina said...

De joven era bocadillera,ahora me pueden los dulces.
Tu post me ha hecho la boca agua,porque no dejo ningún pastelico sin soñar con el esta noche. Para consolarme, mañana mismo me voy a comprar un kg de piononos de Santa Fe, famosos en el mundo entero, mejorando lo presente, como dicen en mi pueblo.Un abrazo Leo. Guille.

febrero 23, 2009 1:00 a. m.  
Anonymous Marian said...

Es cierto, recién llegada a Oviedo descubrí que la gastronomía de esta tierra, de buen yantar, conjuga la rotundidad de sus platos más conocidos con una tradición repostera que hace las delicias de los más sibaritas. No es que yo sea en extremo golosa, pero cuesta resistirse a ese aroma cuando pasas por delante, incluso cuesta resistirse a contemplar los escaparates que son como un exquisito bodegón con todos los colores de lo dulce. Y si están diciendo cómeme y además es la hora de la merienda, para qué resistirse de vez en cuando… hay que entrar y disfrutar de ese ambiente de refinado encanto, la charla, el cafecito o el té y cualquiera de esas especialidades artesanas, que educan el paladar, estoy segura.

febrero 23, 2009 9:28 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Bonita excusa para hincharse a comer dulces, ja,ja. La verdad es que deben ester todos buenísimos. Yo he probado algunos, pero no tantos como tú.

Un abrazo.

febrero 23, 2009 10:48 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Ignoro lo que dice el diccionario, pero conozco a una persona que cuando tenía 4 ó 5 años, le dejaron correteando por una casa mientras mi madre iba limpiando.
Trajeron una bandeja de pasteles y la dejaron en la sala de estar, cuando se quisieron dar cuenta unjubilado, entonces Emilin a secas, había hecho un agujero y cuando lo descubrieron solamente quedaba un pastelito chafado, no lograba sacarlo de la bandeja.
El sofoco de mi madre era mayúsculo, pero yo me había zampado todos los pasteles.
Saludos

febrero 23, 2009 11:07 a. m.  
Blogger Julita Fernández (Profesora) said...

Aunque también soy golosa, mi comentario es para agradecerte la entrada en nuestro blog "Creación literaria y más...".
¡Qué gran amigo "unjubilado" que hace aumentar nuestro número de visitas y comentarios".
Saludos cordiales desde Burgos.

febrero 23, 2009 6:13 p. m.  
Blogger Balovega said...

Pero niña, como se te ocurre poner todos estos manjares tan apetitosos, y ahora que hago, me has dejado con unas ganas locas de probar un bocadito de cada uno antes de dormir, las fotos están para comérselas...

Un abrazote

febrero 24, 2009 12:27 a. m.  
Blogger Alyxandria Faderland said...

Estan tratando de scar mi lengua de la pantalla, estan tratando, pero no lo logran.
Los dulces son mi debilidad: no me importa si engordan o no, que el colesterol tape mis arterias o lo que sea, no me importa.

febrero 25, 2009 4:03 p. m.  
Blogger fonsado said...

Quiero pensar que no has usado la entrada como excusa para dar cuenta de esa enorme batería de tartas, bombones, pasteles y pastas ...
Fuera de bromas, he podido comprobar en las visitas a Oviedo, que la elaboración de dulces es exquisita: riquísimos los Moscovitas de Rialto y los bombones de Peñalba, pero nada como los carbayones, pastel estrella que elaboran todas las confiterías.
En cuanto a la confitería de origen leonés, “Camilo de Blas”, comentarte que, inexplicablemente y a pesar de la fama de la que gozaba, cerró sus puertas hace años en esta ciudad.
Estaba situada en la calle Ancha, en la parte antigua, en un local que guardaba el encanto del siglo XIX y en donde los pasteles y, sobre todo los turrones, eran los productos estrella.

Un goloso saludo

febrero 25, 2009 8:27 p. m.  
Blogger Azusa said...

jajaja, Leo, menudo post, jajajaja...

Yo también soy muy golosa (demasiado incluso) y se me ha hecho la boca agua con tus descripciones y fotografías...

febrero 25, 2009 9:48 p. m.  
OpenID zanawsina said...

Ahora, cada vez que paso delante de una pastelería, me acuerdo de tí!!! xD

Madre mía, qué hambre me entró ayer cuando lo leí...

febrero 26, 2009 10:15 a. m.  
Blogger Isabel Romana said...

¡Impresionante recorrido por las pastelerías! ¿Puedes creerte que hubiera probado todos esos dulces, a pesar de que no soy demasiado golosa? Mejor dicho, soy golosa a temporadas. Me gusta mucho todo lo que lleva chocolate, pero te aseguro que con tus fotos y explicaciones me han entrado unas ganas locas de ir para allá a seguir tu recorrido. Besitos dulces, querida amiga.

febrero 26, 2009 11:38 p. m.  
Blogger Webmaster said...

Hola Leo.

Conozco a algunos de los sitios de mis viajes a Asturias y puedo dar fe de que los dulces que he comido en tu tierra son i-re-pe-ti-bles.

Saludos

febrero 27, 2009 10:10 a. m.  
Blogger Merchi said...

Sin palabras!!.
Sería cuestión de hacerse un tour por todas ellas, y al final decidirse por una.
Dificil lo veo, sobre todo observando todo lo que nos muestras en las fotos.
Ainss dios ¿porque engordaran estas cosas?.

muasssss buen fin de semana

febrero 27, 2009 6:52 p. m.  
Blogger clariana said...

Yo también soy muy golosa y me chifla el chocolate, pero he dejado toda clase de dulces por un problema con los dientes que no está solucionado. Bueno aquí he hecho una excepción y al pasearme por tu post he ido picando uno de cada plato, no sé qué pasará... Un beso y buen fin de semana.

febrero 27, 2009 10:09 p. m.  
Blogger bardinda said...

Ufffffffffff que envidia y que buena pinta tienen todos ellos, no me importaría probarlos.

Un saludo y buen fin de semana

febrero 28, 2009 10:59 p. m.  
Blogger Alyxandria Faderland said...

Plis, Leo, por favor, por lo que mas quieras, mandame una aunque sea por mail!!!
Esta entrada ya raya en el masoquismo para los golosos de ley... no saquen mi lengua de la pantalla por favor, a lo mejor algo del gustito llega!!!!

marzo 01, 2009 3:31 p. m.  
Blogger Darilea said...

Me confieso no golosa, alguna vez como algún que otro dulce pero a mi no se me ganaría con una cajita de bombones jaaj pues no me gusta el chocolate, aunque con un paquete de kikos ajaja creo que vendería hasta el alma jaja.
Besitos Leo.

marzo 01, 2009 4:16 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Oh Dios, qué fotos! Pecado de gula cometo! Me las comería todas. Qué afortunados tener tantas panaderías buenas y de años. Cosas que se pierden a veces. En Coruña quedan unas pocas, pero sin comparar creo que las que pones han procurado hacer cosas más finas y apetecibles, algunas nuevas.
Qué buena idea este post. Tenés que sonsacar a alguna dos o tres recetas.
Total seguro que no nos salen tan bien, pues ellos tienen la mano tomada.
Un abrazo dulce, dulce...

marzo 03, 2009 9:05 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Están tan ricos esos dulces, que no me extrañes que estés aún comiéndolos... Besotes.

marzo 06, 2009 11:12 p. m.  
Blogger Chela said...

¡Delicioso post!

Golosa o "larpeira" (en gallego), yo soy una de ellas.

Cuando estuve en Oviedo (primavera del año pasado) no me perdí los bombones de Peñalva, que ya conocia, y descubrí las pastas de la confiteria de Santa Cristina pues estabamos alojados al lado de la estación y me la tropece por casualidad. Luego, por otra casualidad, después de visitar la catedral, y deambulando por las calles proximas, me tropece con la Confiteria de Camilo de Blas, y me gustó tanto que hice unas fotos del interior del establecimiento mientras me despachaban los carbayones, ¡deliciossos por cierto!.

Guardaba esas fotos porque me encantan los establecimientos antiguos y pensaba dedicarles a ellos y a sus especialidades algún día un post. Pero te has adelantado,ja,ja,ja..., aunque yo lo tenia previsto más en función de la decoración de los establecimientos y ese encanto de lo antiguo.
¡Es increible la cantidad de especialidades tan bunisimas que hay! Si ya tenia ganas de volver a Oviedo ahora tengo más!.

Me quedo un rato en tu página, dando un repaso a las fotos. ¡Menos mal que solo se pueden mirar! ¡Con los kilos que me traje de los Carnavales de la zona de Lugo ahora tengo que privarme una temporada de caer en tentaciones!

Un fuerte abrazo.

marzo 07, 2009 12:03 a. m.  
Anonymous Xana said...

Menos mal que ya desayuné y ahora mismo no me comería un gramo de nada pero hummmmmm, delicioso post.
Ya sabes que todos los domingos doy buena cuenta de algunos que aparecen en tus fotos ;-). Si lo dulce adelgazara yo estaría como una sílfide ;-)

Megnífico, como todos los que subes.

Abrazos dulces.

marzo 19, 2009 9:53 a. m.  
Blogger RosaMaría said...

Vuelvo a visitarte, mate en mano, tempranito. Me parece un post completísimo.
Podrías conseguir la receta de la tarta de Mondoñedo? Desde Argentina extraño sabores paladeados durante años en mis paseos por Galicia.
Un beso grandote.

marzo 19, 2009 12:20 p. m.  
Blogger AnaNa said...

Realmente me encantó, me has hecho revivir los olores y sabores que hay en todas esas confiterías que tenemos en Oviedo, la próxima que vez que vuelva lo primero que hago es ir a probar esas nueces glaseadas que no me explico como nunca me fijé, imperdonable

marzo 28, 2009 3:30 p. m.  
Blogger Carlos said...

necesito ayuda porque a una amiga le han puesto 3 dias de suspension de empleo y sueldo. Se ha realizado a Josefina Alonso (Dependienta de la calle Uria), por haber exigido su derecho a saber que empresa la va a contratar y haber A mi a acudido una empleada de confería Ovetus, ya que no ve su solución a su problema por lo que les remito una carta que pueden mandar por mail a info@confiteriaovetus.com el texto quedaría de la siguiente manera:

Mediante el presente escrito quiero mostrar mi oposición a la sanción de tres días solicitado información sobre las funciones del puesto a desempeñar. Y lo que me parece aun mas grave es la negativa por parte de la empresa a dar entrada a un documento en el que exige se le respete su horario y se le sea entregada una copia del convenio colectivo.
Entrada original en www.tatoloco1979.blogspot.com

diciembre 01, 2009 1:26 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home