Mi foto
Nombre:

sábado, junio 07, 2008

Pero, ¿qué fue lo que hicieron?

John Martin (1789-1854)

Y dijo Yahvé: “El clamor de Sodoma y Gomorra ha crecido mucho, y su pecado se ha agravado en extremo; voy a bajar, a ver si sus obras han llegado a ser como el clamor que ha venido hasta mí, y si no, lo sabré”.

---------------------

Dijeron a Lot: “Todo cuanto tengas en esta ciudad, sácalo de aquí, porque vamos a destruir este lugar, pues es grande su clamor en la presencia de Yahvé, y éste nos ha mandado para destruirla”.

--------------------

E hizo Yahvé llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego desde el cielo. Destruyó esas ciudades y cuantos hombres había en ellas.

--------------------

Si echamos un vistazo a lo que sucede en nuestro entorno casi parece que vivimos en un mundo que si no idílico, al menos parece tranquilo y pacífico. Pero si ampliamos el campo de visión y prestamos atención a lo que sucede sobre la capa de la tierra, uno llega a enterarse de cosas como estas que nos muestran lo malo que el género humano puede llegar a ser:

Que miles de niños son utilizados en conflictos armados obligándolos a matar, a espiar, a saquear y a avanzar sobre campos minados como detectores humanos, sin olvidar que también, sobre todo las niñas, son obligadas a servir como esclavas sexuales sufriendo todo tipo de abusos y si se quedan embarazadas se las expulsa porque ya no sirven y sus familias no las admiten de nuevo en el hogar.

Que miles de galgos son asesinados todos los años en nuestro país de forma brutal. Unos ahorcados por el sistema del “pianista” (tocando el suelo con las puntas de las patas traseras para alargar su agonía), inyectados con lejía, arrojados a un pozo con un palo atravesado en la boca, apaleados o quemados vivos. Y esto lo hacen sus dueños a los que estos perros fueron fieles.

Que multitud de personas se mueren de hambre en el mundo mientras otros se gastan millones en fiestas y lujos no necesarios y por si esto fuera poco, los países ricos, muchos de los cuales lo son por explotar las riquezas de los países pobres, han reducido significativamente las ayudas a estos países.

Que si antes había trata de blancas para que sirvieran de carne fresca en los prostíbulos, ahora esa trata se convierte en tráfico de personas de todo sexo y edad no sólo con vistas a la prostitución si no para algo que ahora prolifera cada vez más, la venta de órganos para que gente que necesita un trasplante y tenga suficiente dinero no tenga que esperar la vez para recibir el órgano necesario a costa de quitárselo por la fuerza a otras personas.

Que millones de personas se mueren de sed mientras otras despilfarran el agua alegremente.

Que la especulación que se lleva a cabo para mantener o subir los precios de los alimentos lleva incluso a destruirlos en lugar de donarlos a los países cuyos habitantes se mueren de hambre.

Que todos los años se matan, en muchos casos de forma brutal, a miles de animales para quitarles sus pieles y no porque la gente tenga frío y quiera protegerse con ellas a falta de otro tipo de abrigo, no, sólo como signo de riqueza y estatus social.

Que existe la limpieza étnica, el genocidio, el exterminio, el racismo, la tortura, el terrorismo, las guerras, la esclavitud, los asesinatos por los motivos más variados, las violaciones, la especulación, la malversación de bienes públicos, los robos y todo tipo de maltrato hacia las personas, los animales y las plantas……………

Maldades, abusos y atropellos que hoy en día se cometen cada vez en mayor cantidad y con mayor violencia y sin embargo no nos llueve azufre y fuego. Por eso me pregunto:

¡Dios mío!, ¿qué fue lo que hicieron los habitantes de Sodoma y Gomorra para merecer ese castigo?.

29 Comments:

Blogger Ligia said...

Calla, calla, azufre y fuego... El mundo está como está,y lo que en tiempos de Sodoma era grave pecado, hoy no se considera tanto. Desgraciadamente todos los días vemos las situaciones más desastrosas que podamos imaginar. Yo creo en el dicho ese que dice "Dios castiga sin piedra ni palo".Besos

junio 07, 2008 9:33 p. m.  
Blogger fortunata said...

Buena pregunta...hasta donde se puede llegar?
Buen texto....
Un abrazo

junio 07, 2008 9:34 p. m.  
Blogger amor said...

de sodoma y gomorra me gusta la conversación previa de dios con abraham, el regateo en que abraham le convence de perdonar más y más

amor

junio 07, 2008 10:44 p. m.  
Blogger fonsado said...

Desde el principio del mundo, la necedad es mayoría. Un beso

junio 08, 2008 12:35 a. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Un inicio de día muy triste leyendo todo lo que has escrito, y demasiado triste, por demasiado real. ¿Algún día conseguiremos cambiar estas cosas? Desgraciadamente no me inunda el optimismo

junio 08, 2008 10:55 a. m.  
Blogger Azusa said...

Tienes razón, qué te voy a decir, el ser humano es bastante despreciable...

junio 08, 2008 11:13 a. m.  
Blogger Meigo,aprendiz de Druida said...

Imaginate lo qu habría.el hombre es el unico animal (en toda la extensión de la palabra) que es enemigo para simismo y el mayor depredador y destructor de la naturaleza y la vida. Somos así y no hay que resignarse. Hay dos problemas, los pobres no votan y los demás os olvidamos rápidamente de tus "ques". Pero no perdamos la esperanza de encontrar, al menos, un hombre justo, o mujer.
Un beso, amiga. Lleno de rosas.

junio 08, 2008 11:26 a. m.  
Blogger almena said...

En este terrible contexto... ¡qué profundidad la de tu pregunta! Inimaginable. sí.

Besos!

junio 08, 2008 11:43 a. m.  
Blogger modes amestoy said...

y ahora parece que el castigo no llega.
Un abrazo

junio 08, 2008 12:42 p. m.  
Blogger Mityu said...

Sodoma y Gomorra es un sueño, una pesadilla que nos explica. El cielo y el infierno viven en nosotros. Emergen de nosotros.
Los tiempos no han pasado.
En aquellos días el libro recomendaba "convertirnos"... y aún es la única revolución, tal vez.

Un abrazo

junio 08, 2008 2:54 p. m.  
Blogger Susy said...

Sí, realidades que a menudo olvidamos, aunque cuando nos las recuerden, duelan.

junio 08, 2008 5:07 p. m.  
Anonymous Marian said...

Y podrían añadirse más y más ejemplos en los que la condición humana muestra sus aspectos más crueles; algunos de ellos, encubiertos por tradiciones absurdas e injustas y otros más “sofisticados” como pueden ser el poder ejercido con violencia hacia los más desprotegidos o la ambición desmesurada que despierta el ídolo de todos los tiempos: Don dinero.
Por alguna razón, se nos concedió la posibilidad de ser libres, pero esa libertad no se traduce como lo que es: responsabilidad pura, dura y terrible. Lo de terrible lo digo porque nos acomodamos a los hechos como las estatuas de sal, inmóviles en un paisaje de indiferencia y acomodo. No creo que la destrucción cruel y vengativa entre en los planes de un Creador, esa constante destructiva que arrastramos a lo largo de la historia es propia de los hombres… que ni de las situaciones más apocalípticas ( guerras, desastres naturales, etc) resurgimos con la humildad suficiente ( o nos dura muy poco) para reconocernos en los otros y cambiar nuestra manera de ser en el mundo.
Un besín

junio 09, 2008 9:23 a. m.  
Blogger Goathemala said...

Lo mismo arriba no hay más que un vacío cómplice, o quizás despojos del dios asesinado por Nietzsche.

No hay respuestas. Ni sabremos de nada trascendente hasta que nos llegue la hora y puede que ni entonces. Las cartas son esas para todos.

Queda el esfuerzo por ayudar a los desfavorecidos, dignificar la existencia terrenal, imbuirnos de sensibilidad social, como la de tu admirable escrito.

Saludos.

junio 09, 2008 10:54 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Que, que, que... tienes razón en todo lo que nos dices, pero en aras de la ciencia me gustaría que leyeras este artículo:
El meteorito que arrasó Sodoma y Gomorra.
Como sabes soy de ciencias y muchos milagros o destrucciones, hoy en día tendrían una respuesta científica.
No sería capaz de decirte a que lado me inclino.
Un abrazo

junio 09, 2008 12:45 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Te acabo de dedicar un post, no entro en ningún tipo de polémica si Yahvé, extraterrestres o simplemente casualidad.
Saludos

junio 09, 2008 1:21 p. m.  
Anonymous Hannah said...

Soy agnóstica tirando a atea, las contradicciones bíblicas me divierten pero no entro en las creencias ni en los creyentes. En la maldad de mis congéneres no necesito creer: la veo, la leo, la observo, la siento, a veces la sufro, y otras mi propia maldad es la que actúa uniéndose a ella, ya que en la medida que vemos esa maldad y nos mostramos incativos e indiferentes, y seguimos acomodaticios a nuestras pequeñas vidas y a nuestras pequeñas cosas somos partícipes de ella.
Un abrazo entrañable, Leodegundia.
Hannah

junio 09, 2008 5:38 p. m.  
Blogger ABRAHAM LÓPEZ MORENO said...

Me alegra que te siga interesando "Panorámica Cazorlense", es para mi un placer y perdona el retraso en contestarte pero estoy mal de tiempo. Un abrazo desde Jaén...

junio 09, 2008 6:30 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Ligia – Bueno, no creo haya duda de que el comportamiento del género humano merece un castigo, pero o Dios es muy paciente o alguien al igual que Lot negoció el perdón si encontraba en la tierra diez justos y doy por hecho que los encontró porque así como hay gente mala, también la hay buena.

Fortunata – Bienvenida a mi casa.
:-) Casi prefiero no saber hasta dónde puede llegar la maldad porque me horrorizaría.

Amor – Bueno, no era Abraham si no Lot el que negoció y como le digo a Ligia, quizás por aquí también haya un Lot que en este caso si encontró los diez justos.

Fonsado – Si, hasta el punto de que creo que la maldad, en mayor o menor grado, viene de fábrica.

Consumidor irritado – A mi tampoco pues si en tantos siglos de historia del ser humano no se avanzó nada en el sentido de portarse mejor, ¿por qué va a hacerlo ahora?.

Azusa – Es triste que podamos llegar a ser tan malos unos contra otros, pero es una cruda realidad.

Meigo, aprendiz de druida – :-) Bueno, tampoco quiero ser tan derrotista, seguro que hay mas de uno y de dos justos.

Almena - :-) De vez en cuando es bueno remover un poco las conciencias.

Modes Amestoy – Ya llegará, todo llega tarde o temprano.

Mityu – Creo que todos somos buenos y malos, lo que sucede es que no lo somos al 50%, en algunos la maldad llega a un tanto por ciento demasiado elevado.

Susy – Lo triste no es que cuando nos las recuerden duelan, si no lo pronto que se nos olvidan.

Marian – Tienes razón, el dinero, la pasividad, el acomodo, la indiferencia, unas veces se peca por acción y otras por omisión, quizás porque ser bueno cuesta mucho más que no serlo.

Goathemala – No, de momento no sabremos si arriba, como tú dices, hay algo o nada, pero si hay algo que todos sabemos desde siempre y es cuando nos portamos mal y cuando bien, no nos engañemos, y no es cuestión de religión si no quizás de un conocimiento con el que ya se nace.
Quizás por eso es bueno dar un toque de vez en cuando para que todos pongamos de nuestra parte en ayudar a los demás, eso es beneficioso para todos.

Unjubilado – Es posible que fuera un meteorito según la visión científica, pero ¿quién puede negar que quizás fuera Dios el que envió ese meteorito?. Lo importante aquí y el propósito de la pregunta no es en realidad que fue lo que hicieron en Sodoma y Gomorra, si no un llamamiento para refrescarnos la memoria y ver con claridad lo que estamos haciendo ahora.
Gracias por el post, en realidad no es cuestión de polemizar pues al igual que nadie puede demostrar la existencia de Dios, tampoco nadie puede demostrar lo contrario, es cuestión de fe.

Hannah – Yo no creo que haya que tomarse la Biblia al pie de la letra pues no olvidemos que fue escrita por los hombres y como tal cada uno cuenta las cosas como quiere o como sabe, y por si eso fuera poco pasó por muchas manos al ser traducida desde su idioma original, pero no hay duda de que su contenido sirve para hacernos reflexionar.
La maldad a gran escala se siente y se ve cada vez más, pero como tú bien dices hay maldades más pequeñas que también hacen daño y una de ellas puede ser la indiferencia hacia lo que está sucediendo al esconder la cabeza como los avestruces y eso lo acabaremos pagando pues lo que hoy le hacen a otros, mañana puede que nos lo hagan a nosotros.

Abraham López Moreno – No te preocupes, ven solamente cuando puedas y por supuesto que me sigue interesando tu blog, me encanta conocer sitios aunque de momento sólo sea a través de tu blog, pero quizás algún día pueda visitar tu tierra personalmente.

junio 09, 2008 10:00 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Nos caen del cielo explotadores, capitalistas sin escrúpulos, especuladores urbanísticos y de mercados de futuros, fabricantes de armas, toda la porquería que echamos a la atmósfera y, si estamos en algún país de oriente medio, también nos caen bombas. A lo mejor es que Dios se ha actualizado y prefiere mandarnos estas plagas modernas.
Verdaderamente tu post me ha estremecido. Un abrazo muy fuerte, para que nos demos calor humano.

junio 09, 2008 11:45 p. m.  
Anonymous JULIA (Mixcelaneas, la Coctelera) said...

Hola.
No entiendo tantas veces al mundo y a los seres humanos que lo habitamos. Justamente con respecto a lo que decís sobre la especulación de los precios de los alimentos que "lleva incluso a destruirlos" te digo que es lo que está pasando aquí, en Argentina. Tantos niños que no pueden tomar un vaso de leche y miles de litros que se han tirado porque los camiones que la transportaban no podían cruzar las rutas ya que éstas estaban cortadas por conflictos de la gente del campo con el gobierno. Me dio rabia e impotencia ver las imágenes que mostraban los canales de tv.
Te felicito por tu blog. Te cuento que lo descubrí buscando historias de manzanas ya que en mi blog estoy haciendo varios posts sobre el tema. Quisiera pedir tu autorización para reproducir una entrada que has hecho aquí:
"La manzana" del viernes 10 de junio de 2005; por supuesto con el enlace correspondiente a tu blog.
Te dejo la url de mi blog para que pases a decirme si me lo permitís.
Para despedirme, quiero felicitarte por tu forma tan interesante y amena de escribir y de contar la Historia. Me encantó y estoy disfrutando tu blog de a poquito porque llego muy atrasada por aquí, después de 3 años de que lo has comenzado.
Un abrazo desde Argentina.
JULIA

junio 10, 2008 4:11 a. m.  
Blogger Marian said...

Este post es una descripción verdadera de la vida que tenemos ahora, leerlo así se tirón asusta bastante, pero es lo que hay y la cosa cada vez se complica más.
¿Tendrá arreglo?

junio 11, 2008 8:40 p. m.  
Anonymous Yo said...

Bueno amiga y yo que me estoy planteando seriamente volverme mala, malísima...cómo lo ves?, cada vez estoy más convencida que son los que llevan todas las de ganar siempre y estoy harta de callar para evitar conflictos y ver que me estallan sin tener arte ni parte, sabes de que te hablo, estoy cansada de ser buena, compresiva, aceptar casi todo para que al final, me metan el dedo en el ojo.

Voy a releer tu post e intentar aprenderme todas las maldades, hablamos.

No habrá castigo, caminamos a toda pastilla hacia la autodestrucción :-(

Abrazos. ( Sin firma)

junio 12, 2008 3:26 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Isabel romana – Tienes razón, tal vez se cambió el azufre y fuego por todas esas otras cosas que son tan dañinas o peor. La pena es que el género humano no sea capaz de vivir en paz, parece que la maldad nos viene pegada al alma y no hay forma de deshacerse de ella.

Julia – Bienvenida a mi casa.
Cosas como la que cuentas de la leche es como para enfadarse y mucho, nunca entendí que se tire comida cuando hay tanta gente pasando hambre, esa maldad la tendremos que pagar tarde o temprano.
Me alegra que te guste mi blog y por supuesto que puedes reproducir el artículo de la manzana. Pasaré por tu blog para confirmártelo.

Marian – Bueno, la maldad asusta siempre pero al juntar tantas maldades uno se sobrecoge pues parece increíble que se pueda llegar tan lejos.

Yo – Tienes razón en que aparentemente a los malos siempre les sale todo bien, pero no dejan de ser malas personas, :-) así que te recomiendo que no te vuelvas mala malosa porque eso no te hará feliz y encima te sentirás culpable. Para ser malo hay que valer y no todo el mundo sabe ni puede hacerlo.
El castigo siempre llega aunque no sea igual para todos.

junio 12, 2008 12:18 p. m.  
Blogger celebrador said...

Que en el interior de cada ser humano sigue existiendo el potencial de experimentar ese sentimiento llamado felicidad

Y que cuando lo estamos experimentando, nuestro comportamiento se dulcifica de forma automática, "por diseño de fábrica"

junio 12, 2008 12:39 p. m.  
Anonymous Trini said...

Quizá el interior se esté calentando y cualquier día, el menos pensado, la lava y las piedras hirvientes surgen para caernos encima como a los habitantes de esas míticas ciudades y creo que, en este caso, no habrá Lot que escape.
Esto tiene que romper por algún lado y si las conciencias miran para otro lado en lugar de poner pies en pared y decir hasta aquí llegamos, pues...

No sé si lo creerás, pero siempre sentí pesar por esos pecadores y pensé que dios había sido demasiado cruel con ellos y más con la pobre Edith que sólo se dejó llevar por la tipica curiosidad femenina. A ver qué mujer en su situación, ante la prohibición de mirar atrás, habría obedecido:):)


En fin, que sirva esto como una gota de humor ante tanta barbaridad.

Un fuerte abrazo Leo

junio 12, 2008 1:12 p. m.  
Anonymous JULIA (Mixcelaneas, la Coctelera) said...

Gracias por permitirme publicar tu artículo.
Prometo avisarte en cuanto esté listo.
Tu post vendría a finalizar 3 post anteriores que he publicado en mi blog sobre manzanas y la historia de Blancanieves.
Un beso!!

junio 13, 2008 4:22 a. m.  
Blogger Lady Zurikat said...

yo que soy una agnostica reconocida, que respeto las religiones siempre y cuando me respeten en pie de igualdad a mi y no mera condescendencia, suelo decir que como es posible, antes Dios le hablaba al oido a todo el mundo, se tomaban unas cervezas juntos; y ahora con tanta comunicacion disponible no manda un miserable e-mail! ni fax o teletipo.
Lo cual me hace pensar (para acertar hay que pensar mal decia mi abuelita) que todo esto de sodoma gomorra y el desierto en coche no es mas que un invento humano para... ya sabemos que. porque por sodomia tanto castigo???? Y ahora que nos merecemos????

junio 13, 2008 7:36 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Celebrador – Si, podemos experimentar ese sentimiento de felicidad, pero muchas veces no sabemos apreciarlo y por eso la felicidad nos resulta esquiva.

Trini - :-) Bueno, creo que yo no sería tan cotilla, lo único que vería sería el camino para largarme de allí a toda pastilla. Supongo que teniendo en cuenta que Dios es muy superior a los humanos, al final y de alguna manera los habrá perdonado.

Julia – Esperaré a que me avises y así leeré los otros artículos.

Lady Zurikat – Al igual que las gentes de hoy perdieron el contacto con la naturaleza y ya no entienden su lenguaje, es posible que también perdieran ese contacto con Dios y por eso ya no le oyen, lo que no quiere decir que no nos hable, quizás si lleváramos una vida más sosegada y alborotásemos menos pudiéramos escucharle.
:-) De lo que nos merecemos ahora mejor no hablar.

junio 14, 2008 7:55 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Bien visto. Es sorprendente, quizás a Dios se le acabó el azufre.

De todas formas, los países pobres deben gran parte de sus desgracias a sus dirigentes corruptos.

Un beso.

junio 19, 2008 6:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home