Mi foto
Nombre:

martes, octubre 09, 2007

El motín de la trucha


Cuando se produce un motín siempre hay una causa, a veces de importancia mínima, que enciende la mecha y provoca una explosión de resultados casi siempre trágicos, por eso cuando un motín se produce no debemos de caer en la trampa de fijarnos sólo en la causa que es lo de menos, lo importante y hacia dónde hay que mirar si queremos saber que lo produjo es al motivo que genera un malestar que lleva mucho tiempo flotando entre la población y tarde o temprano acaba por reventar.

Retrocedamos ahora hasta el año 1158 y dirijámonos a Zamora. Estamos en el mercado en el que existían ciertas normas, entre ellas que los nobles tenían derecho a comprar hasta cierta hora los productos antes que el resto de la gente y aquí llega el detonante. Un zapatero compró una estupenda trucha y cuando ya estaba a punto de marcharse con ella, llegó el despensero de un noble zamorano que al ver lo fresca y grande que era la trucha decidió comprarla para su señor y meterla en su cesto. El zapatero y el vendedor le comunicaron que la venta ya estaba hecha y que había llegado tarde, pero él no quiso ceder y acogiéndose al derecho de los nobles dijo que tenía preferencia sobre la trucha.

Las voces empezaron a subir de tono dando lugar a que la gente que estaba en el mercado primero se parara para enterarse de lo que pasaba y luego, como sucede siempre, tomaran partido formándose un lío tremendo. Al llegar la noticia a oídos del señor, éste, en lugar de enterarse de lo que pasaba, tiró por la calle del medio y metió al zapatero y sus partidarios en prisión amenazando con ahorcarlos a todos y no quedó todo aquí, convocó a los nobles de la ciudad para una reunión en la Iglesia de Santa María con la intención de que entre todos dieran justo castigo a la “insolencia” del pueblo que pretendía tener los mismos derechos que los señores.

La mecha ya estaba encendida y no había forma de pararla, la gente en cuanto vio que los nobles estaban reunidos en la iglesia, cerró las puertas de forma que no se pudieran abrir desde dentro, amontó leña a su alrededor y le prendió fuego. Ninguno de los que estaban dentro salió con vida. Luego se dirigieron a la cárcel y soltaron a los presos que salieron de allí como los toros salen del toril, llenos de furia y rabia. Zamora fue un caos, destrucción, atropellos, robos……hasta que la ira se fue calmando y entonces se hizo la luz para los amotinados, todo aquello no quedaría sin castigo, ni los nobles ni el rey permitirían aquellos desmanes, así que dirigidos por un pelletero que tenía reputación de honrado y buena persona, cargaron sus pertenencias en carros y mulas y se dirigieron a la frontera con Portugal para poner toda la tierra que pudieran por medio.

Desde allí enviaron cartas al rey pidiendo perdón por los hechos y solicitando que les quitara a los nobles de encima, sobre todo a Ponce de Cabrera por miedo a que se vengara pues uno de los muertos en la iglesias era hijo suyo; si eran perdonados regresarían y si no pasarían a residir en Portugal.

La papeleta del rey no era fácil, por un lado necesitaba a los nobles y por otro no podía permitirse el lujo de dejar despoblada la zona, así que envió cartas de perdón con la condición de que regresaran a la ciudad y que reconstruyeran la iglesia quemada y además que consiguieran la absolución del Papa. Y en cuanto a los nobles les quitó los señoríos y propiedades con lo que se enfadaron un montón y abandonaron al rey Fernando II para dirigirse al reino de Castilla para servir al rey Sancho III, hermano del rey de León. Pero como sucede siempre, los de arriba se arreglan y después de una reunión de los dos reyes, a los nobles se les restituyeron sus posesiones y como se suele decir: “En este mundo paz y en el otro gloria”. Hay que tener en cuenta que los reyes de la Edad Media no podían prescindir de los señores y nobles pues estaban en plena operación reconquista contra los moros y toda espada era necesaria.

36 Comments:

Anonymous Fusa said...

Me ha gustado tanto tu post que a pesar de la hora 2/06, me he puesto a buscar información ;-), como en los viejos tiempos...

(...)"El motín de la Trucha no refleja unos hechos ciertos ni comprobados documentalmente. De hecho, no hay constancia escrita de ellas hasta narraciones muy posteriores a los sucesos relatados. Sin embargo, es verosímil en cuanto se inscribe en una cadena de rebeliones y amotinamientos del Común que suceden durante esos años en diversas ciudades de Castilla y León. Por otra parte, refleja aspectos ciertos de la historia de aquellos siglos XII y XIII donde se asistió a la separación de los reinos de Castilla y León y a su unión definitiva después."

Dejo la página pues detalla muy bien el contexto de la "leyenda de la trucha"

http://www.telefonica.net/web2/thot54/zamora/14.htm

Abrazos trasnochadores.

octubre 09, 2007 2:09 a. m.  
Blogger Livaex said...

Muy curioso el post, Leo. Creo que siempre se hace realidad el dicho de "el pez grande se come al chico".Un saludo.

octubre 09, 2007 8:30 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Y todo por una trucha. La de truchas que habré regalado yo hace unos 8 años, ahora me explico que se esté repoblando tanto el Pirineo, pero ya no quedan truchas, me mandarán a la hoguera?
Saludos

octubre 09, 2007 8:48 a. m.  
Blogger Azusa said...

Como todo, basta con que una gota rebose el vaso para que salte la chispa, supongo que es lo habitual, también hoy en día... Cuando se está muy quemado por algo, con cualquier tontería se salta, a riesgo de parecer exagerado

octubre 09, 2007 10:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Has cambiado de post sin avisar pillina. Un abrazo Licinia.

octubre 09, 2007 10:49 a. m.  
Anonymous Opti Mista said...

El pueblo unido jamas será vencido.

octubre 09, 2007 1:24 p. m.  
Anonymous Trini said...

Quizás ya tan alejados en el tiempo nos parezca una nimiedad la causa de este motín, pero no para los que habitaban Zamora en aquellos tiempos, a buen seguro, hartos de los abusos e injusticias de la nobleza.

Un post muy curioso, del que como de tantas cosas que editas, no tenía ni idea, vamos que ahora mismo siento que tengo la misma sabiduría que cualquier trucha.:):):):)

Besos, Leo.

octubre 09, 2007 1:46 p. m.  
Blogger modes amestoy said...

lo malo es que algunos piensan que siguen teniendo privilegios hoy.
Un abrazo

octubre 09, 2007 5:01 p. m.  
Blogger almena said...

Allí sigue, Leodegundia, la Iglesia de Santa María la Nueva, la que según la leyenda fue testigo de estos hechos que hoy nos narras.
Y una calle en la ciudad que, con el nombre de Calle del Motín de la Trucha, los recuerda.

Un fuerte abrazo

octubre 09, 2007 7:06 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fusa – Muchas gracias por molestarte a esa hora en buscar información y dejarnos la dirección, así todos podemos saber un poco más sobre el tema.. :-) Veo que sigues siendo una alumna muy aplicada.

Livaex - :-) El pez grande siempre se come al chico e intenta comerse también a los grandes.

Unjubilado – Ya ves por qué poco se puede liar una de aúpa. No se si te mandarán a la hoguera por haber terminado con las truchas, :-) sería cosa de que empezaras a repoblar el río.

Azusa – Eso pasa siempre, se suele aguantar mucho pero llega el momento en que cualquier cosa, aunque sea nimia hace saltar todo por los aires y a veces las consecuencias son graves.

Anónimo – Yo no aviso del cambio de post porque ni siquiera yo se cuando voy a hacerlo, hasta unos minutos antes.

Opti mista – Así debería de ser, pero el pueblo es voluble y suele cambiar con demasiada rapidez de forma de pensar.

Trini – Las causas que hacen de detonante en los motines y revueltas muchas veces son cosas sin importancia, lo importantes es esa marejada de fondo que lleva tiempo creciendo y creciendo hasta que estalla.
Jaja, no menosprecies la sabiduría de las truchas, quizás tengan más de la que sospechamos.

Modes Amestoy – Lo malo no es que lo crean algunos, lo malo es que hay quien sigue teniendo privilegios.

Almena – Mira por dónde, lo de la calle no lo sabía. Así da gusto, con vuestras informaciones aprendemos muchas cosas.

octubre 09, 2007 7:38 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Una versión más siervos y señores, lo de cualquier tiempo pasado fue mejor, casi nunca es cierto.

octubre 09, 2007 9:27 p. m.  
Blogger IRIS said...

¡Qué impotencia me dan estas injusticias!

Un abrazo enorme linda!

octubre 09, 2007 9:59 p. m.  
Blogger Mónica...Cine Cuentos. said...

Muy buen post... me gustó.. que increíble todo por una trucha. pero sí la historia de la humanidad está plagada de pequeñeces que desataron una guerra...

Los de abajo no tiehne más remedio que unirse para tener poder... Bsss.

octubre 10, 2007 3:31 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Consumidor irritado – En todas las épocas hay gente que abusa y me temo que seguirá habiéndola.

Iris – Las injusticias sacan a uno de quicio sobre todo cuando nada o casi nada se puede hacer a nivel individual para evitarlas.

Mónica…cine cuentos – Bienvenida a mi casa.
La trucha era lo de menos lo que realmente propició este altercado fue el abuso de poder de los señores y de sus servidores.

octubre 10, 2007 12:50 p. m.  
Anonymous Marian said...

Pudo haber sido la trucha, o un "quítame allá estas pajas" pero el abuso del poder, tarde o temprano, desencadena respuestas descontroladas.
Estupenda tu manera de rescatar una hecho que trastadado a cualquier momento de la historia, nos "retrata" sin necesidad de comprobaciones documentales.

octubre 10, 2007 8:59 p. m.  
Blogger Azul said...

Momentos en la historia que nos confirman que erramos siempre en la misma dirección...no aprendemos de nuestros errores nunca Leo, al menos en la historia.

Bikos.

octubre 11, 2007 1:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querida doña LEO me has dejado patidifusa, porque yo se que Zamora
existe y existió siendo una follonista. He conocido, bueno recordado todo tipo de reyes como Alfonso el Magnífico que mandó levantar una muralla para defensa de la ciudad que queda reflejado en los famosos versos:
De un cabo la cerca el Duero; la
Del otro, Peña Tajada ;
Del otro, veintiséis cubos;
Del otro, la barbacana

Sancho el Mayor, Sancho IV, doña Urraca, doña Elvira, los reyes D Juan II y San Fernando, los Reyes Católicos … … y muchos más.
Iglesias de todo los estilos románico, gótico, gótico florido, la cúpula bizantina de la catedral, renacimiento…pero de las truchas las de RIOFRÍO únicas en el mundo.Ya se otra cosa más que puedo contar a mis nietos.

Mira cariño otra vez pon algo más sencillo y que no sea de la E:M.
porque se forma tal lio entre padres, madres, hijos, que nadie sabe quien es quien. Yo te mato a ti y me quedo con el trono, por la mañana hay otro rey en el trono, total como decía aquel “Zamora no se conquistó en una hora” y eso me ha pasado a mi, que no tenia ni idea del desaguisado, pero quería que vieras que me intereso por tus post mirando hasta debajo las camas y que después te diga:" señora es usted una gran
señora". Un abrazo. Licinia.

octubre 11, 2007 9:50 a. m.  
Blogger Nosotras mismas said...

Hoy, voy tan justa de tiempo que solo puedo dejar mis saludos y mis....

besos.

octubre 11, 2007 4:32 p. m.  
Blogger Franziska said...

Es un relato interesante como lo prueba la presencia de la calle y el nombre de nueva de la iglesia. Son hechos que no se estudian porque la historia no la escribe el pueblo: a éste le toca apechar con los descalabros de la guerra pero los honores son para los "señores".
De un período más próximo: nuestra guerra incivil, podrían recogerse las vidas heroicas de muchos hombres que nunca llegarán a las páginas de la historia de este país. Bueno, perdona la desviación del tema.

octubre 11, 2007 6:44 p. m.  
Blogger Noa- said...

Para que luego digan que las truchas no son importantes...

Siempre aprendiendo contigo.

Un abrazo

octubre 12, 2007 8:24 a. m.  
Blogger carlitos said...

Hola Leo, muy interesante la historia, que rabia ha de dar que pasaran esas cosas hace muchos años, aunque aún pasan todavía.

Besos que tengas lindo fin de semana

octubre 12, 2007 8:05 p. m.  
Blogger H_a_n_a_n_o said...

Me ha gustado mucho el post, y me alegra que llegases hasta mi blog y te gustase. Suelo escribir pequeños artículos para que la gente no se canse, pero en un futuro me gustaría poner algo más extenso e interesante.

Gracias y felicidades por tu blog!^^

octubre 13, 2007 1:01 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Marian – Eso es, cualquier cosa puede prender fuego a la mecha y como verás no se aprende nada pues de ser así, se procuraría rebajar las tensiones para que no se produjeran estos motines que siempre tienen unos resultados graves.

Azul – Ni en la Historia ni en nada, siempre estamos dándonos cabezazos en la misma piedra.

Anónimo - :-) Lo siento por ti, pero me temo que la Edad Media seguirá apareciendo en mi página ya que es la parte de la Historia que más me gusta y la que tiene los casos más esclarecedores para explicar la tontería humana.

Nosotras mismas – Bienvenida a mi casa.
Vuelve cuando quieras, de momento la puerta sigue abierta.

Francisca – No estoy muy de acuerdo con lo que dices, el pueblo también tiene su parte de culpa, dice un refrán que: “No habría ladrones si no hubiera alcahuetes”. En el caso que nos ocupa fíjate que quien empezó el lío fue precisamente un criado no un señor, un señor por si sólo no podría hacer nada si no estuviera respaldado por gente que le sigue y que normalmente son pueblo.

Noa - :-) Claro que son importantes, lo que no es justo es que se las utilice como excusa para liarse a palos.

Carlitos – Créeme, las cosas que pasaban antes siguen pasando ahora y me temo que no dejarán de pasar.

Hanano – Bienvenida a mi casa.
Tu blog es entretenido porque el tema lo es y siempre se puede aprender algo.

octubre 13, 2007 7:18 a. m.  
Blogger Chela said...

En este post te contesto también el anterior pujs tienen casi una misma moraleja.
Ciertamente estos hechos históricos que relatan abusos del poder y, en ocasiones, la indefensión del pueblo, salvo que medie la justicia certera, desgraciadamente siguen dándose en nuestros días.Mi post, publicado ayer es una versión actual del abuso de poder político y económico.Te invito a leerlo.

Un cariñoso saludo.

octubre 13, 2007 2:09 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Pues sí, la que has relatado es una historia sin fin. Los privilegiados siempre encuentran el modo no sólo de mantener, sino también de adquirir nuevos privilegios, y los plebeyos (hay que recordar que esa palabra procede de Roma)aguantan lo indicible y, de vez en cuando, estallan. Pero luego, a la chita callando, todo vuelve a lo mismo... Una de las cosas que más me gustan precisamente de la Roma antigua es esa tensión social que la recorrió durante siglos. Con todo, la cuestión sigue estando irresuelta. ¿Cómo llamaríamos ahora al hecho de que puedan circular libremente los capitales y no las personas? Pues eso.
Me ha encantado el post, querida amiga.

octubre 13, 2007 10:58 p. m.  
Blogger Martín said...

Estimada Leo

Muy cierto lo que dices: muchas veces a los conflictos sólo se busca reprimirlos, y no se ahonda en sus causas, las que como no se revuelven siempre son caldos de cultivo para más conflictos. Y ¡con los siglos que pasan y todavía no aprendemos!

Saludos

octubre 14, 2007 12:47 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Chela – El poder económico es el que manda en el mundo y los políticos no dejan de agarrarse a él con uñas y dientes, pero para ser justos, el pueblo no está exento de culpa unas veces por callar y otras porque en algunos casos lo que para unos es abuso de poder y les produce perjuicios, para otros representa beneficios y por lo tanto apoyan a los que abusan. ¡El género humano no tiene arreglo!

Isabel romana – Los capitales pueden circular libremente porque los dinerillos gustan a todo el mundo, pero las personas muchas veces dan problemas y estorban, esa es la cruda realidad que además seguirá siendo por los siglos de los siglos. :-) Como verás no soy muy optimista con relación al género humano.

Martín – No se aprenderá nada hasta que la gente no se de cuenta de que hay que mirar y actuar con justicia, pero los intereses individuales tiran demasiado y eso hace que la justicia se bambolee al tirar cada uno para sí.

octubre 14, 2007 4:40 p. m.  
Blogger Meigo, aprendiz de Druida said...

Un abrazo Leo Tienes toda la razon, cuanod explota el motin, no es por lo que aparenta. Suele ser, el hecho último, la gota que robosa el vaso de la paciencia.
Es unplacer leerte.
Besos Leo, lleno de rosas.

octubre 14, 2007 7:37 p. m.  
Blogger Derain said...

Pues lo más terrible de esto es que seguimos tropezando con la misma piedra...
Muchos saludos, y en el post romanticón te dejé una consulta.
Cariños.

octubre 15, 2007 12:28 a. m.  
Blogger marieazul said...

La verdad me quedo impresionada sobre los temas que escribes, son atrapantes. Coincido con lo que alguien ya te ha dicho, y es en que rabia me dan las injusticias, pero lo que es peor aun es que nunca salen a luz en su totalidad, siempre hay incredulos que viven en su mundo y no se dan cuenta como la gente nos engaña.
Un saludo

octubre 15, 2007 1:23 a. m.  
Anonymous Gaviota said...

Todo por una trucha!! me encantan tus historias, seguiré visitándote. Un beso :)

octubre 15, 2007 4:25 a. m.  
Blogger Charles de Batz said...

Me ha parecido mu interesante tu post, y eso que me ha costado lo mio poder disponer de un momento para leerlo. Y es que cuando visito esta página me gusta hacerlo con el tiempo suficiente para disfrutar y reflexionar sobre lo que leo, y de eso he tenido poco últimamente.

Al igual que fusa, en cuanto te he leído me he puesto manos a la obra y he indagado un poco en internet sobre este tema que desconocía totalmente. Sí que me recuerda a otras revueltas que hubo entonces y algo después en torno a los precios de grano, la sal o el derecho a explotar la tierra.

Como dices, la verdad es que por aquél entonces debía resultarles a aquellos monarcas un tanto complicado el impartir justicia, pues ante arbitrariedades feudales de este tipo, tenían que equilibrar de alguna manera la presión que ejercían los nobles -que le recordaban en todo momento que él estaba ahí gracias a ellos-, con la de los burgueses y campesinos que eran quienes movían la economía, y desmostraban tener una gran fuerza cada vez que se revelaban contra el poder.

Este caso que nos relatas tan amenamente, parece que lo resuelven de manera más o menos satisfactoria para todos, aunque como se ve, para llegar a ese segundo acuerdo con los nobles, medió alguna que otra amenaza a la estabilidad de la corona.

Salud

octubre 15, 2007 9:40 a. m.  
Anonymous Muyerina said...

Creo que a partir de ahora me lo pensaré dos veces antes de comprar una trucha.

octubre 15, 2007 4:04 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Meigo, aprendiz de druida – Si, y cualquier cosa vale pero es que la tensión llegó al límite y lo malo es que luego es muy difícil para la revuelta.

Derain – Iré de nuevo a tu casa para intentar contestar a esa consulta.

Marieazul – En este mundo a veces nos engañan y otras veces nos dejamos engañar y después cada uno cuenta las cosas según su punto de vista con lo cual es un poco difícil saber donde está la verdad.

Gaviota - :-)) Si la trucha llega a saber la que se montó a su costa, seguro que no se hubiera dejado sacar del río.

Charles de batz – La Edad Media fue una época difícil y complicada tanto para el pueblo como para la realeza porque los señores abusaban tanto de unos como de otros, al pueblo lo agobiaban con unos derechos que se sacaban de la manga y a los reyes les hacían chantaje.
Yo diría que es una época de la que se podría aprender mucho si tuviéramos alguna intención de hacerlo, pero está claro que no utilizamos la Historia como un cúmulo de enseñanzas, algunos ni la tienen en cuenta y otros hacen unas interpretaciones bastante erróneas para apoyar reivindicaciones hechas a medida.

Muyerina -¡Qué sorpresa!, no sabes la alegría que me da verte por mi casa, bueno, creo que si lo sabes.
:-)) Para comprar una trucha y que no se termine a palos sólo debes de fijarte que el despensero del señor mandamás no esté en los alrededores.

octubre 15, 2007 11:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me ha parecido un poco cruel

mayo 03, 2012 4:46 p. m.  
Anonymous peripinoesdffvccghnm said...

es precioso, pero un poco dificil de entender.Ademas es egoista por parte del noble.

mayo 03, 2012 4:52 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home